viernes, 20 de febrero de 2015

Cristianos perseguidos en Libia

(www.cipecar.org)
Desde los inicios del cristianismo hubo presencia cristiana en la costa de Cirenaica (al oriente, de cultura greco-romana) y Tripolitania (al occidente, de cultura púnica-romana), aunque la evangelización entre los campesinos Libios (Bereberes) y Garamantes (actuales Tuareg) fue escasa. 

En el 645 d. C el califa Omar I conquistó Libia y el cristianismo solo sobrevivió hasta el s. XI d. C. entre campesinos Bereberes. Las Cruzadas no lograron recuperar la presencia cristiana; en 1912 Italia somete Libia (en manos de los Turcos otomanos), y llegan italianos sureños y sicilianos: en 1940 había casi 120.000 Italianos en la costa de Libia, o sea el 13% de la población. En 1947 Libia queda libre del dominio italiano, comienza el retorno de italianos, y en 1970 Muamar el Gadafi expulsó a los últimos 20.000 italianos de Libia.

En Libia solo el 1,4% de la tierra era laborable, el 82% tierras estériles, pero en 1975 era el tercer país en aumento de su producción agrícola, sobre todo de cebada (cultivo que necesita poca agua), trigo y hortalizas. El 80% de los campos petroleros se hallan en Sirte (NE) y hay reservas de gas en Marsa Brega; con la prosperidad bajo Gadafi llegaron 1,5 millones de inmigrantes (formaban el 10% de la población en 2011), un buen número de ellos egipcios, y entre ellos coptos cristianos como empleados y profesores.

Tras caer Gadafi (octubre de 2011) el gobierno de Mustafa Abdeljalil permitió la sharía, y no fue capaz de controlar todo el territorio frente a los grupos terroristas; desde 2012 los islamistas amenazaron las petroleras europeas. 

Según la agencia EFE una rama del grupo Ansar al Sharia declaró la ciudad de Bengasi (la segunda más grande del país) un "emirato islámico" en julio del 2014 y juró lealtad al Estado Islámico en octubre. Bengasi está bajo control del Consejo Shura de los Revolucionarios de Bengasi, una confederación de grupos radicales, incluyendo Ansar al Sharia.
Coptos cristianos familiares
(www.elperiodico.com)
 

Según Vatican Insider a fines de febrero de 2014, siete egipcios coptos fueron asesinados brutalmente por islamistas en Bengasi; el 30 de diciembre de 2014, pocos días antes del brutal asesinato de un doctor copto, su esposa e hija, 7 coptos fueron secuestrados en Sirte por Ansar al Sharia, mientras regresaban a Egipto. 

Los secuestrados son originarios de Samalut, ciudad famosa por una iglesia de la Virgen María (construida por santa Helena, madre de Constantino) y que se encuentra en el gobernatorado de Al Minya (Egipto). Unos 35 coptos han sido secuestrados en Libia. 

En Sirte, el 27 de diciembre y el 3 de enero, fueron secuestrados 21 coptos, que fueron asesinados el 25 de febrero en una playa de Trípoli; eran originarios de Mennia (Al Minya) y sus últimas palabras fueron: "Ya Yassou'a" (Jesús ayúdame). 

El portavoz de la Iglesia Ortodoxa, el arzobispo Bolos Halim, dijo: "Hemos visto el doloroso vídeo y podemos afirmar con convicción que los muertos son nuestros hijos secuestrados". El Papa Francisco dijo: "La sangre de nuestros hermanos cristianos es un testimonio que grita. Sean católicos, ortodoxos, coptos, luteranos, no interesa: son cristianos. Y la sangre es la misma, la sangre confiesa a Cristo. Recordando a estos hermanos que han sido muertos por el sólo hecho de confesar a Cristo, pido que nos animemos mutuamente a seguir adelante con este ecumenismo que nos está alentando el ecumenismo de la sangre. Los mártires son de todos los cristianos, recemos unos por los otros".
 
El Vicario Apostólico (católico) de Trípoli, Mons. Giovanni Innocenzo Martinelli dijo el 26 de febrero: "¡tengo que quedarme! ¿Cómo voy a dejar a los cristianos sin nadie?. Estamos aquí para ser testigos de lo que Jesús nos dice que hagamos." 

Los nombres de los 21 mártires son: Milad Makeen Zaky, Abanub Ayad Atiya, Maged Solaimain Shehata, Yusuf Shukry Yunan, Kirollos Shokry Fawzy, Bishoy Astafanus Kamel, Somaily Astafanus Kamel, Malak Ibrahim Sinweet, Tawadros Yusuf Tawadros, Girgis Milad Sinweet, Mina Fayez Aziz, Hany Abdelmesih Salib, Bishoy Adel Khalaf, Samuel Alham Wilson, Ezat Bishri Naseef, Loqa Nagaty, Gaber Munir Adly, Esam Badir Samir, Malak Farag Abram, Sameh Salah Faruq, y un obrero de la villa Awr, de nombre desconocido. 

Fuente
AIN-Zenit.org. "Vicario Apostólico en Libia: "No me voy, no abandono a los cristianos". 17 de febrero de 2015. En: https://www.ain-es.org 
Carrión, Francisco. "El IS decapita a 21 cristianos egipcios secuestrados en Libia". 15 de febrero de 2015. En: http://www.elmundo.es 
“La increíble flota de patrulleros del Estado Islámico en Libia”. El Comercio, Lima. 18 de febrero de 2015. En: http://elcomercio.pe 
"Libyan People". En: https://www.temehu.com  
Scalia, Elizabeth. "Holy Martyrs of Egypt, pray for us and for your ISIS killers. 16 de febrero de 2015. En: http://www.patheos.com/blogs/theanchoress 

domingo, 8 de febrero de 2015

Nigeria. Cristianos perseguidos y desplazados en Maiduguri.

Ataque terrorista (sunnewsonline.com)
Desde inicios de 2015 el grupo terrorista Boko Haram intenta rodear Maiduguri, capital de Estado Borno, cerrando las carreteras de acceso. 

En 2014 esta ciudad de dos millones de habitantes sufrió dos ataques que dejaron centenares de muertos y heridos; incluso el mismo presidente nigeriano sufrió un ataque en Gombe (capital de Estado Gombe), en plena campaña de reelección el 2 febrero de 2015, con 12 muertos. Boko Haram enfrenta los ataques de tropas militares de Chad y Camerún, países que han recibido ataques terroristas, y desplazados, igual que Níger. 

Después del ataque de Boko Haram el 3 de enero de 2015 en Baga (Estado Borno), unos 5.000 desplazados llegaron al campo “Teacher Village” de Maiduguri. En los alrededores de Maiduguri se refugian unas 400.000 personas (varias de ellas en los tres campos de desplazados), y en el resto del Estado Borno otras 500.000 personas. En Maiduguri unos 5.000 católicos refugiados celebraron la Navidad de 2014, tras ser expulsados de diversas poblaciones del Estado de Adamawa (Pulka, Madagali, Gulak, Michika, Mubi) según Aciprensa. 

Estado Borno ha sufrido la violencia terrorista (asesinato, secuestros de mujeres, destrucción de viviendas, templos e infraestructura), pero también la violencia estatal contra civiles por sospechas sin pruebas (prisión, torturas, asesinatos). La destrucción de escuelas y la emergencia hospitalaria son dramáticas. Unos 10.000 cristianos nigerianos se han refugiado en Camerún según Aleteia, pero incluso muchos musulmanes ha muerto y muchas mezquitas han sido destruidas.
Maiduguri (www.bbc.co.uk)

El Estado Borno tiene el tamaño de Irlanda, un 50% de desempleo, y está habitado por pueblos chádicos, negros musulmanes (Hausa, Fulani, Kanuri, Shuwa y Marghi), y Maiduguri fue la cuna de Boko Haram, integrado sobre todo por radicales Kanuri, etnia predominante en Borno; en Maiduguri  hay cristianos chádicos (católicos, adventistas, evangélicos) entre los pequeños pueblos Gude, Ngizim, Jara, Kotoko, Kirifawa, Mandara, y Maha, además hay algunos animistas.

Según informa Fides, el balance de la destrucción causada por Boko Haram en la diócesis de Maiduguri, que incluye los estados de Borno, Yobe y algunas zonas de Adamawa, es la siguiente: más de 2.500 católicos asesinados, 100.000 católicos evacuados, 26 sacerdotes de los 46 que trabajan en la diócesis evacuados, y más de 200 niñas secuestradas. Además, más de 50 parroquias han sido destruidas, cuarenta han sido abandonadas y ocupadas por Boko Haram. De cinco conventos, cuatro han sido abandonados y un gran número de católicos han sido obligados a convertirse al Islam contra su voluntad.

“Si Maiduguri cayese en manos de Haram sería un desastre para toda África”, dice el padre Gedeón Obasogie, responsable de comunicación social de la Diócesis de Maiduguri, capital del estado de Borno, en el noreste de Nigeria, que en los últimos días ha sido objeto de varios intentos de asalto por parte de la secta islamista. 

“Maiduguri es la capital del estado y sede del gobierno local, con todas sus estructuras, con una alta concentración de población del estado de Borno, y es el centro neurálgico del comercio del noreste”, explica el P. Obasogie. “Si la ciudad llegase a caer, algunos ciudadanos podrían terminar radicalizándose y los terroristas tendrían más reclutas. Maiduguri sería para Boko Haram un bastión desde el cual emprender nuevas conquistas en los estados de Yobe, Bauchi, Gombe y Adamawa. Por último, si llegase a caer en sus manos, los militantes de Boko Haram controlarían un aeropuerto y la base de la séptima división. Esto sería una evolución de la situación muy peligrosa para Nigeria y potencialmente para toda África”, subraya el sacerdote. 

Fuente
Médicos Sin Fronteras. "Nigeria: MSF asiste a los desplazados del norte del país". 4 de febrero de 2015. http://www.msf.es
News.Va. "África/ Nigeria. Si Maiduguri cayese en manos de Boko Haram sería un desastre para toda África". http://www.news.va/es

sábado, 7 de febrero de 2015

Cristianos perseguidos en Pakistán e India

J. Anwar (www.revista
ecclesia.com)
En Valencia (España) el pakistaní católico Jospeh Anwar (27 años) denuncia que en su país hay unos 5.000 cristianos encarcelados, incluyendo a su hermana (condenada a muerte, acusada de blasfemia) y a su cuñado (discapacitado).  

"...tuvo que abandonar precipitadamente su país natal, Pakistán, después de que su hermana y su marido, Shagufta Kausar y Shafqat Emmanuel, fueran detenidos y encarcelados en julio de 2013 por enviar unos supuestos mensajes de móvil blasfemos contra varias autoridades locales." 

"A pesar de que el matrimonio negó los cargos aportando pruebas en su defensa, el marido fue duramente torturado y ambos continúan hoy en prisión sentenciados a muerte, mientras que sus cuatro hijos, de entre 6 y 12 años, se encuentran a cargo de una ONG. Tras la detención de su hermana, Joseph recibió también la llamada de la policía informándole de que dos horas después sería detenido para ser interrogado. Consciente de cuál sería su sino –sabe que la ley antiblasfemia es una excusa para acabar con los cristianos en Pakistán–, el joven abandonó el país clandestinamente con ayuda de un amigo sacerdote. Desde hace un año reside en España, donde ha recibido asilo político. Está acogido por los Salesianos y busca trabajo para comenzar una nueva vida lejos de su país, adonde no sabe si podrá volver." 

El 16 de enero de 2015, tras las publicaciones de la revista francesa Charlie Hebdó con una caricatura de Mahoma, en Karachi (Pakistán) unos 400 asaltantes quisieron dañar el consulado francés.
Protesta cristiana en Pakistán
(www.theogospelcoalition.org)
 

En Nueva Delhi, capital de la India, la policía local arrestó a 200 cristianos, que participaba en una manifestación contra la violencia, que en los últimos meses han sufrido los fieles y los templos según el diario italiano Avvenire. 

La manifestación partió de la Catedral del Sagrado Corazón hacia la residencia del ministro del Interior, Rajnath Singh, para pedir acciones contra los ataques; pero la policía los bloqueó porque la marcha no estaba autorizada.
Comunidad de la Catedral
(sacredheartcathedraldelhi.org)
 

La Arquidiócesis convocó a la marcha tras el noveno ataque, ocurrido el dos de febrero contra la iglesia San Alfonso, en el cual fueron profanadas las formas consagradas. 

Los cristianos portaban pancartas que decían "Queremos justicia", "Basta de los ataques contra nosotros", y "La paz es todo lo que deseamos". Según TV Times Now, la policía demás intervino porque participaban integrantes del partido "Hombre Común" (Aap) del crítico líder Arvind Kejriwal, en plena época electoral. 

Fuentes
Avvenire. "India, arrestati 200 cristiani a Nuova Delhi", 5 de febrero de 2015. http://combonianum.org 
Peirat, Marta. "Cristianos perseguidos en Pakistán. El joven Joseph Anwar cuenta su historia". Boletín Salesiano, febrero de 2015. pp. 12- 13. http://www.donbosco.es