sábado, 11 de enero de 2014

Monseñor Frans Schraven, defensor y mártir

Mons. Schraven
(www.famvin.org)
Frans Schraven nació el 13 de octubre de 1873 en Lottum, (Limburg, s. de Holanda) y creció en Broekhuizen. Fue el tercer hijo de Jacobus Arnoldus Schraven y su segunda esposa Jacoba Hubertina Wijnhoven.  
 
Después de su educación en el Colegio Episcopal de Roermond, la Filosofía en ‘Rolduc’ en Kerkrade y la Teología en París (con la Congregación de la Misión, fundada por san Vicente de Paúl), Frans Schraven fue ordenado sacerdote en Mayo de 1899 en París. Frans admiraba a su tío Frans Wijnhoven, también religioso lazarista (paúl), que murió enfermo en China en mayo de 1894.

El 26 de Julio de 1899 celebró su primera Eucaristía en Broekhuizenvorst, y partió para Shanghái (China), vía Marsella, el 5 de agosto; aprendió mandarín y fue llamado Wen Zhihe ("Mensajero de paz"); la amenaza de la Revolución Bóxer (1900) no lo alcanzó en Yungpingfu (E de Beijing), donde se ocupaba de asuntos administrativos; de 1908 a 1920 estuvo en Shanghái.
 
Católicos chinos (china-mike.com)
El 10 de Abril de 1921 fue ordenado obispo —por su primo, Mons. Frans Geurts C.M., quien también era obispo en China—, llegando a ser Vicario Apostólico del vicariato de Chengtingfu, actual ciudad de Zhending.; desde 1917 la región había sufrido hambrunas por la escasez de lluvias.
 
Mons. Schraven era el responsable de 70.785 católicos, 40 sacerdotes chinos y 20 sacerdotes extranjeros con 855 sitios de misión; 86 iglesias, 461 capillas y 89 casas de oración, 450 escuelas, dos hospitales y cuatro orfanatos.

Desde 1927 la región sufrió por la guerra civil, aún así la misión continuó creciendo y llegaron nuevos misioneros paúles polacos y holandeses. Mons. Schraven se hallaba en Zhending, a 260 km. de Beijing, cuando los japoneses invadieron y ocuparon gran parte de China desde julio de 1937. El 9 de octubre de 1937, Mons. Frans Schraven, junto con ocho católicos, fue horriblemente asesinado (quemado vivo) por el ejército japonés, por su negativa a entregarles a cientos de mujeres chinas para ser utilizadas sexualmente.

(Agencia EFE) El obispo de la localidad holandesa de Roermond (sur del país), Frans Wiertz, ha propuesto que las personas que hayan sido víctimas de abusos sexuales tengan un santo patrón en la iglesia católica, informa el portal de noticias DutchNews. “El obispo Schraven nos mostró que la iglesia siempre necesita a personas que sigan el camino correcto, que condenen los abusos y que quieran dar sus vidas si es necesario”, indicó.

Fuente:
Chento, Javier. "Obispo mártir paúl, propuesto como patrón de las víctimas de abusos", en http://famvin.org/es/
Monsingor Franciscus Hubertus Schraven, C. M, en http://www.mgrschraven.nl/ (Biografía en pdf en inglés).