miércoles, 30 de noviembre de 2011

Los cristianos se movilizaron para votar en Egipto

"Después de todo lo ocurrido, de los ataques a las iglesias, de la matanza de Maspero (en la que murieron 26 coptos), ¿cómo vamos a quedarnos callados? No podemos quedarnos en casa, ahora es el momento de salir y alzar nuestra voz en las urnas" eran las palabras de Mariane Sabri, una cristiana copta que respondía al prototipo del votante —o más bien del no votante— discreto, de clase media y poco o nada interesado por la política. Pero las predicciones de la importante victoria con la que pueden hacerse los islamistas le han hecho cambiar de opinión. Dichas predicciones han movilizado no solo a la comunidad cristiana, sino a la conocida como la “mayoría silenciosa” egipcia: el amplio grupo de votantes moderados, desafectos de la política que nunca han defendido con el voto o la palabra sus puntos de vista. “Más de un 60% de los egipcios pertenecen a esa “mayoría”, son personas de clase media y alta, que nunca antes han votado y que no sabemos lo que piensan”, asegura el intelectual copto Yussef Sidhom, director de la revista cristiana Watani.

Desde su publicación, Sidhom lleva semanas movilizando el voto de este colectivo bajo la premisa de “Ahora o nunca”. “O salimos ahora a decir esta boca es mía o lo vamos a pagar muy caro”, asegura. La comunidad copta “ha vivido durante décadas recluida en las iglesias y viviendo en una burbuja porque considera que se le ha perdido el respeto en el país”. Pero la transición les ha dado una nueva oportunidad de organizarse, y los líderes de opinión de este colectivo que supone un 10% de los más de 80 millones de egipcios esperan que, si consiguen movilizar el voto, podrán influir en la redacción de la nueva Constitución para preservar sus derechos.

La ley electoral no permite hacer campaña en los lugares de culto, pero, igual que en el sermón musulmán de los viernes se puede escuchar a muchos jeques animando a sus fieles a votar a alguna de las coaliciones islamistas, las iglesias también se han convertido en un centro de “información” electoral. “En nuestra iglesia nos han aconsejado que votemos por el Bloque Egipcio" reconocía ayer Sabri, que, siguiendo estos consejos, dio ayer su voto a esta coalición liberal. El principal partido de este bloque, Los Egipcios Libres, está liderado por Naguib Sawiris, magnate de las comunicaciones copto. El partido —liberal— no está dirigido solo a cristianos. De hecho, debido a que la comunidad copta está muy repartida por todo el país, “la creación de un partido puramente copto sería un suicido político, no conseguiría nada”, advierte Sidhom.

Esperemos como habrán sido los resultados y ojalá los futuros gobernantes de Egipto trabajen en pro de la armonía de todas las comunidades de la Nación. 

Fuente

Cristianos afganos no pueden tener iglesias

Iglesia demolida por el gobierno afgano
Ni una sola iglesia cristiana queda en Afganistán. El gobierno de Kabul “pro” occidental, y anti talibán, dice que defiende la libertad de religión pero ejecuta al que apostata del Islam y se convierte al cristianismo.

En el decenio transcurrido, los contribuyentes de EEUU han gastado 440 mil millones de dólares para apoyar el nuevo gobierno de Afganistán y más de 1.700 efectivos militares de EEUU han muerto al servicio de ese país.

La última iglesia cristiana en Afganistán fue demolida en marzo de 2010, según el último Informe Internacional de Libertad Religiosa del Departamento de Estado. “Ya no queda ni una iglesia cristiana pública" y además, "no hay escuelas cristianas en el país."

En los últimos tiempos, la libertad de religión ha declinado en Afganistán, de acuerdo con el Departamento de Estado. "El nivel gubernamental de respeto a la libertad religiosa en la ley y en la práctica se redujo durante el período del informe, en particular para los grupos cristianos", reza el informe del Departamento de Estado. Toda la ayuda económica que las organizaciones cristianas norteamericanas han dado a Afganistán ha ido a parar al gobierno afgano, y los cristianos afganos no han recibido nada.

La nueva Constitución establece que el Islam es la "religión del Estado Afgano" y que "ninguna ley puede ser contraria a las creencias y disposiciones de la sagrada religión del Islam", y también proclama que "los seguidores de otras religiones son libres de ejercer su fe y de llevar a cabo sus ritos religiosos dentro de los límites de las disposiciones de la ley". El derecho a cambiar de religión no existe, al apostata se le condena a muerte. El nacido musulmán que se convierte en cristiano pierde validez su matrimonio, pierde su lugar de trabajo, es encarcelado y no consigue abogado porque los juristas objetan defender apóstatas.

Se calcula que hay entre 5.000 y 8.000 cristianos, que junto con otros grupos no-musulmanes como los sijs, bahais e hindúes representan menos del uno por ciento de la población.

FUENTES

La evangelización y la conversión están prohibidas en Argelia

Mons. Ghaleb Abdallah.
Arzobispo de Argel.
Según los datos comunmente aceptados por la comunidad internacional, hoy el 99% de los argelinos son musulmanes. Esto no fue así siempre. Argelia fue una vez el centro de la cultura y de la fe cristiana con más de quinientas diócesis y mil quinientos obispos. Mark Riedemann, del programa Where God Weeps (Donde Dios llora), en cooperación con Ayuda a la Iglesia Necesitada, entrevistó a Mons. Ghaleb Moussa Abdallah Bader, arzobispo de Argel. Mons Bader es el primer arzobispo árabe del Magreb.

- Su Excelencia, usted nació en Jordania, sirvió en Jerusalén y en 2008 fue nombrado arzobispo de Argel ¿Cuál fue su reacción?

-¿Cuál fue mi reacción? De total sorpresa para mí, nunca creí en toda mi vida que sería arzobispo de Argel. Cuando el nuncio me dijo que el santo padre me nombró arzobispo, no sabía qué decir y le pedí una semana para pensármelo, pero el nuncio me metió prisa y quiso de mí una respuesta inmediata. Le dije que por favor no insistiese o de lo contrario diría “no”, porque no estaba preparado y necesitaba más tiempo para asimilar la información.

- ¿Y qué pasó?

-Estaba totalmente confundido y pensé, aunque te den un año para reflexionar todavía no te habrás decidido. Así que empecé a redactar mi respuesta, contándole mis razones por las que quería quedarme en Jerusalén: Amo esta Iglesia, pertenezco y he trabajado y estudiado en esta Iglesia, y quiero terminar mi vida en esta Iglesia. Jerusalén no es como otras Iglesias. Es la Madre Iglesia. Aquí hay lugares santos y pertenecer a la Iglesia de Jerusalén era muy importante para mí. Pero al final, entendí que es la Iglesia universal. Es la Iglesia católica. Hay necesidad en todas partes y estoy preparado para irme a donde sea.

-¿Así que lo tomó como una cruz?

-No como una cruz pero sí como la voluntad de la Iglesia y de Dios y estaba preparado para aceptar la voluntad de la Iglesia y de Dios. Si podía hacer este servicio a la Iglesia y por el Reino de Jesucristo, estaba preparado para hacerlo. Lo hice con alegría y sin arrepentirme, miedo quizás, pero no arrepentimiento.

- Usted es el primer arzobispo árabe que entra en Argel después de una generación de jerarquía francesa. ¿La gente sintió que siendo usted árabe podría entender mejor su cultura?

-Esa fue la intención de la Iglesia, un gesto, un signo de respeto hacia este país árabe. El nombramiento de un árabe después de una época de franceses fue una respuesta a los cambios que ya estaban produciéndose en esta Iglesia. Sí, la Iglesia fue así cuando estaba bajo el dominio de los franceses, pero estos son ahora una minoría, de los que el 40% son africanos, estudiantes o inmigrantes, y el resto de cristianos son europeos, latinoamericanos y norteamericanos. Los cambio estaban dándose en la Iglesia, y el nombramiento de alguien que no era francés fue la respuesta a los cambios que se estaban produciendo.

- ¿Cuál fue la reacción del gobierno local?

-La reacción de las autoridades argelinas fue muy entusiasta y así lo sentí. En el día de mi nombramiento, el embajador argelino en Jordania me llamó y me invitó a reunirme con él y desde entonces me he reunido dos veces. Fui muy bienvenido cuando llegué a Argel y el presidente mismo mandó un representante, es la primera vez que el presidente o su representante quieren dar la bienvenida a un nuevo arzobispo. Sentí un especial afecto y bienvenida por parte de la gente. Fui presentado como “nuestro arzobispo”, incluso por parte de los musulmanes.

- El antiguo arzobispo de Argel, Mons. Henri Tessier, fue citado en un artículo del New York Times como que el había dicho ser testigo de “una muerte lenta de la Iglesia”. ¿Es esta la situación de la Iglesia en Argelia hoy en día?

-Tenemos que entender de dónde venía monseñor Tessier. Él pasó de 70 a 75 años en Argelia. Hizo el seminario y fue ordenado en Argelia. Tuvo la ciudadanía y pasaporte argelino. Él conocía la historia de la Iglesia argelina. Cuando era seminarista, había dos millones de cristianos en Argelia que fueron descendiendo a unos pocos miles que hay en la actualidad. Este es el contexto de la declaración, y puedo entenderle cuando habla de la muerte de esta Iglesia. Sin embargo, la Iglesia siempre será la Iglesia. No depende de números. Es la misma Iglesia, la misma misión, y estamos haciendo el mismo trabajo. Por supuesto no estoy de acuerdo con él, pero puedo entenderle porque él estaba comparando la Iglesia con lo que fue. Cuando yo llegué esta era la realidad de la Iglesia. La acepté. Hago mi trabajo y no hablo de la muerte. La Iglesia está viva, está presente y está haciendo lo mejor que puede para el bienestar de sus fieles en el país.

Basílica Nuestra Señora de África, en Argel
Basílica Nuestra Señora de África, Catedral de Argel y uno
de los pocos templos cristianos abiertos al culto en el país.
- Hay unas veinte iglesias todavía activas en Argelia. Muchas se han convertido en mezquitas o centros culturales. ¿Qué ideas tiene para mantenerla en un ambiente que parece muy difícil?

-Esto es consecuencia de que los cristianos se fueran a Francia después de la guerra. Hubo iglesias que se quedaron sin cristianos. La Iglesia no puede mantener estas iglesias sencillamente porque son iglesias. Fue un gesto de la Iglesia dar estas iglesias y los edificios para el uso de la población. Unas dos o tres iglesias se convirtieron en mezquitas. La reacción de las autoridades fue de respeto; no podían permitir la conversión de todas las iglesias en mezquitas y esta es la razón por la que muchas de ellas se han dado a las autoridades civiles para que sean transformadas en centros culturales o bibliotecas o lo que se necesite. He leído en algún lado que unas setecientas iglesias y otros edificios volvieron a las autoridades argelinas y se pusieron al servicio del beneficio de la población.

- La sociedad argelina ha dejado de ser una sociedad europea, francesa, a ser una sociedad árabe centrada en Oriente Medio. ¿Este alejamiento de Europa es positivo o negativo?

-Tiene que ver con la relación histórica entre Argelia y Francia. Algunas decisiones tomadas, después de la independencia de Argelia, fueron una reacción del pasado. Querían liberarse del pasado y volvieron a una cultura y un lenguaje árabe. Sin embargo, esto no fue aceptado al 100% por la población y esta es la razón por la que el 90% de los argelinos hablan francés. Soy árabe pero el 99% del tiempo hablo en francés con la gente, así que el alejamiento que mencionas no es del todo real --al menos para muchos argelinos--. Es verdad que las autoridades quieren que Argelia sea árabe e islámica, y por esto se ha impuesto la lengua árabe en la educación.

- Muchos de los conflictos que se perciben en el mundo árabe se ven a través del conflicto palestino-israelí. ¿Es este el caso de Argelia?

-Es verdad que dicho conflicto infecta las relaciones oriente-occidente y cristiano-musulmanas. Siempre y cuando no haya una solución a este conflicto, la desconfianza existirá. Una solución pacífica al conflicto israelí-palestino podría ayudar mucho a acabar con la desconfianza entre los países árabes y occidente y entre los cristianos y musulmanes. Por tanto, pido una solución justa para el conflicto israelí-palestino. Sería en beneficio de la humanidad en conjunto y no sólo para la región. Traería la paz global y la coexistencia pacífica entre religiones.

- Ghulamallah, ministro de Asuntos Religiosos en Argelia le invitó a una conferencia para hablar sobre libertad religiosa. En su ponencia, usted habló de abolir las leyes que ponen restricciones a los cristianos ¿Podría hablarnos de la situación de los cristianos hoy?

-El ministro de Asuntos Religiosos no sólo me invitó, sino que organizamos la conferencia juntos. Decidimos a quién invitar y ambos organizamos el programa.

- … Así que su relación con el ministro de Asuntos Religiosos es amistosa.

-Monseñor Bader: Nuestra relación es muy buena. Nos reunimos una vez al mes. Intercambiamos buenos deseos durante las fiestas religiosas para los cristianos y musulmanes. Siempre hemos tenido buenas relaciones desde que llegué. El problema es la ley de 2006 que restringe las prácticas religiosas, actividades o culto, a celebrarse sólo en el interior de las iglesias. Para nosotros los católicos no es un problema porque tenemos suficientes iglesias. El problema se plantea sobre todo para los evangelistas y protestantes que no tienen lugares de culto, y también para nosotros los católicos cuando deseamos reunirnos y organizar actividades religiosas en el exterior.

Monjes cistercienses asesinados hace 15 años en Argelia.
¿Cómo afecta esto a la evangelización y al trabajo de los sacerdotes en su ministerio?

-Es la segunda parte de esta ley de 2006 que declara que todas nuestras actividades --culto y oraciones- deben tener lugar sólo dentro de la iglesia. La evangelización y la conversión está prohibida. Al que se le coja violando esta ley se le penaliza con la cárcel o con una multa de unos dos mil euros. En la conferencia dije que la ley no podía regular el culto. Esto no sucedía antes de 2006.

- En la Constitución Argelina ¿no garantiza el artículo 36 la libertad religiosa?

-Esto es verdad, la constitución garantiza la libertad religiosa y estamos de acuerdo en esto.

- ¿Cómo se desarrolla su ministerio en este ambiente?

-Monseñor Bader: Nuestra primera misión es estar ahí, vivir la fe, y ser fieles a nuestra religión y respetar las otras confesiones a pesar de nuestras diferencias. La Iglesia y yo mismo, creemos que la libertad religiosa es un derecho del hombre.

- ¿Qué podría aportar la Iglesia Universal para ayudar a la Iglesia en Argelia?

-Monseñor Bader: La mejor ayuda es aceptar nuestro mensaje. Nuestra misión y nuestro mensaje es aprender a vivir pacíficamente con los demás. Este mensaje es para los cristianos, musulmanes o budistas, y si este mensaje es escuchado, sería un gran impulso para la Iglesia. Gracias por darme la oportunidad de hablar sobre nuestra Iglesia, que no es conocida por todo el mundo y espero que este programa ayude a la gente a saber primero que la Iglesia existe en este país, y segundo, invitaros a compartir nuestra misión y venir a Argelia. Esto me haría muy feliz ya que necesitamos personal en nuestra Iglesia.

“Donde Dios llora” es un programa semanal de televisión y radio, producido por Catholic Radio and Television Network en colaboración con la organización de caridad católica Ayuda a la Iglesia Necesitada.

martes, 29 de noviembre de 2011

El ejemplo de los 1.500 mártires víctimas del comunismo, canonizados por la Iglesia Ortodoxa Rusa

Georgij Mitrofanov, Sacerdote
ortodoxo y profesor ruso.

Resumen/Religionenlibertad. “Los más de mil quinientos nuevos mártires y confesores elevados a los altares de la Iglesia rusa constituyen sólo una pequeña parte de la multitud de santos ortodoxos que han conseguido el triunfo histórico espiritual de la Iglesia en medio de las persecuciones comunistas sin precedentes por crueldad y sacrilegio” ha sido la afirmación de Georgij Mitrofanov, sacerdote ortodoxo ruso y profesor de historia de la Academia ortodoxa de San Petersburgo, al intervenir en la conferencia internacional organizada por la Fundación Rusia Cristiana, con el título “Crisis de la humanidad y deseo de felicidad. ¿Qué puede decir la Iglesia hoy?”, en Milán-Italia.

Según el profesor Mitrofanov, “si comparamos las persecuciones sufridas por la Iglesia ortodoxa rusa en el periodo soviético con la de los cristianos de los primeros siglos, las primeras resultaron mayores pero además más crueles y refinadas en sus métodos”.

Para el sacerdote ortodoxo, “el primer deber moral ante Cristo en este periodo de persecución no era tanto la capacidad del cristiano arrestado de profesar a Cristo con palabras durante los interrogatorios sino la capacidad de resistirse, bajo tortura, y de no reconocer los delitos falsos que se les imputaban ni la complicidad de personas inocentes”.

Finalmente el prelado destacó que “si el pueblo ruso, que sufrió incalculables pérdidas humanas, históricas y culturales en el camino que lo llevó a superar la pretensión de construir el paraíso en la tierra, reveló a todo el mundo el carácter utópico y estéril del comunismo, la Iglesia ortodoxa rusa que opuso a los perseguidores del cristianismo la multitud de sus nuevos santos y confesores, mostró al mundo la invencibilidad de la Iglesia en su lucha espiritual contra una de las concepciones más terribles en la historia de la humanidad”. Fin

FUENTE

La libertad religiosa retrocede en Occidente


Pedro María Reyes Vizcaíno
Pro. Pedro María Reyes,
Canonista español.

La libertad religiosa retrocede en el mundo, y especialmente en Occidente. Así lo afirma el presbítero español Pedro María Reyes Vizcaíno, autor de e-libertadreligiosa.net, una página web que recoge noticias y reflexiones de todo el mundo acerca de esta cuestión.

El Padre Reyes es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y doctor en derecho canónico por la Universidad de Navarra. Ordenado sacerdote en 1992, actualmente reside en Argentina. Es también el autor de Ius Canonicum, una página web de consulta sobre cuestiones de Derecho Canónico.

Al margen de su actividad como canonista, se dedica a investigar sobre libertad religiosa “por propio interés”, en un campo que, en su opinión, requiere mayor atención por parte de la opinión pública. Así lo explica en esta entrevista (Texto completo) concedida a ZENIT en octubre de 2009. A ver si aquello que dijo exactamente hace dos años ha cambiado en algo:

En términos generales, ¿diría usted que la libertad religiosa está retrocediendo en el mundo? ¿Qué factores están influyendo en esto? 

Parece claro que en las últimas décadas estamos asistiendo a un retroceso de la libertad religiosa en el mundo. Por un lado están las persecuciones contra los cristianos, que a veces son violentísimas con muertes y expulsiones de territorios. El siglo XX se ha llamado el siglo de los mártires. Con ocasión del Gran Jubileo del año 2000, la Santa Sede reunió en un libro testimonios de personas que han padecido la muerte por su fe. Se recogió el testimonio de 12.692 personas de los cinco continentes.

Desde el año 2000 no parece que las persecuciones hayan disminuido. En octubre de 2008 la organización evangélica Release International advirtió que en 2009 habría 300 millones de cristianos que sufrirían persecución en el mundo a causa de su fe. El Nuncio de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, Mons. Celestino Migliore, el pasado 21 de octubre dio la cifra de 200 millones.

Sin embargo existen otros atentados a la libertad religiosa más solapados, aunque no sean violentos, y ocurren en Europa Occidental. En esta región del mundo se está difundiendo una doctrina laicista radical que pretende desterrar la fe cristiana -o cualquier otra creencia religiosa- de la vida pública. En nombre del laicismo se intenta prohibir cualquier manifestación pública de fe. Se expulsan crucifijos de lugares públicos, se prohíben celebraciones religiosas en las calles, o lo que es peor, se censura la opinión de obispos con el único argumento de que es un obispo. Se ha llegado a límites que parecen ridículos, como la denuncia en la FIFA contra la selección de Brasil en julio de este año porque después de ganar un trofeo hicieron una oración de acción de gracias a Dios. O el intento en Cataluña de cambar el nombre de vacaciones de Navidad o de Semana Santa por vacaciones de invierno u otoño en este curso académico.

Tras la caída del Muro de Berlín y la libertad recobrada en los países del Este, especialmente la libertad religiosa, parecía que el sistema de libertades de Occidente se estaba consolidando. ¿No es así?

Efectivamente en 1989 el mundo entero -y Europa en particular- parecía que se despertaba de una pesadilla y amanecía a una nueva era de libertad y paz. Tuve la fortuna de vivir en Roma aquel año y recuerdo con emoción el paso de Gorbachov por la Via della Conciliazione hacia el Vaticano para entrevistarse con Juan Pablo II por primera vez. Allí estábamos centenares de personas, laicos, sacerdotes, frailes y monjas aplaudiendo al líder de la Unión Soviética como a un libertador. Quién lo hubiera dicho un año o dos antes.

Lo ocurrido en Europa Oriental es un ejemplo de que no todo ha sido negativo en los últimos decenios. En aquellos países había decenas de millones de cristianos que vivían en la Iglesia de las catacumbas y ahora pueden practicar su fe a la luz del día. Queda por delante un reto, y es conjugar la libertad religiosa con el completo desarrollo de la persona, sin caer por ejemplo en el laicismo como está ocurriendo en el resto de los países de cultura occidental.

¿De dónde surge políticamente el laicismo actual? ¿Qué pretende? ¿Por qué una de sus exigencias fundamentales en todas partes donde triunfa son los llamados "derechos sexuales y reproductivos"?

El laicismo positivo realmente tiene raíces cristianas. En una época tan temprana como el año 494 el Papa Gelasio I decía en carta al emperador Anastasio I que existen “dos poderes por los cuales este mundo es particularmente gobernado: la sagrada autoridad de los papas y el poder real”. Y le recordaba que igual que el emperador debe obedecer a los sacerdotes en cuestiones espirituales, “en asuntos que tocan a la administración de la disciplina pública, los obispos de la Iglesia, sabiendo que el imperio se te ha otorgado por la disposición divina, obedecen tus leyes para que no parezca que hay opiniones contrarias en cuestiones puramente materiales”.

Otro asunto es el origen del laicismo radical que ahora se extiende por el mundo. Sus orígenes se deben encontrar en la Ilustración y la Revolución Francesa, que miró al catolicismo como un enemigo y pretendió reorganizar la Iglesia Católica e incluso exigió a los sacerdotes un juramento de fidelidad a la nueva organización. Desde entonces, de una forma u otra, los poderes públicos han tenido demasiadas veces la tentación de intervenir en los asuntos de la Iglesia Católica. Parece que uno de los grandes deseos de los laicistas radicales es decirle a la Iglesia lo que se debe predicar en los ambones, como si las homilías o las doctrinas religiosas debieran ser aprobadas antes en los parlamentos. Es curioso que quienes se escandalizan por un Obispo que critica una ley, lo hacen en nombre de la plena autonomía del Estado y la Iglesia. No soportan que una confesión considere pecado ciertas conductas.

La insistencia en los llamados derechos reproductivos y sexuales procede de las corrientes que salieron a la luz en la revolución de mayo de 1968, el Mayo francés. Desde entonces se pretende introducir estos conceptos en el tráfico jurídico. Para ese momento estaba completo el cuadro de declaraciones internacionales de derechos humanos, con la Declaración Universal aprobada por las Naciones Unidas en 1948 en primer término. Por lo que los promotores de estos supuestos derechos lo que están intentando es redefinir el contenido de los derechos humanos de acuerdo con su prejuicio.

Desde el punto de vista de la libertad religiosa, parece claro que es una falacia que se intente limitar la libertad de los creyentes de expresar sus convicciones en asuntos de moral (que es un derecho reconocido por el art. 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y por todos los tratados internacionales en la materia) para tutelar un derecho que ni siquiera está reconocido.

¿Qué peso ha tenido en la Iglesia el decreto conciliar de la libertad religiosa? ¿Puede que la haya preparado para los tiempos actuales?

Pienso que la mejor respuesta la dio Joseph Ratzinger en 1965. En aquel año afirmó: “Tiempos vendrán en que el debate sobre la libertad religiosa será contado entre los acontecimientos más relevantes del Concilio (…). En este debate estaba presente en la basílica de San Pedro lo que llamamos el fin de la Edad media, más aún, de la era constantiniana. Pocas cosas de los últimos 150 años han inferido a la Iglesia tan ingente daño como la persistencia a ultranza en posiciones propias de una iglesia estatal, dejadas atrás por el curso de la historia.” (Joseph Ratzinger, Resultados y perspectivas en la Iglesia conciliar, Buenos Aires 1965).

Aún no hay perspectiva histórica para advertir la importancia del decreto Dignitatis humanae sobre libertad religiosa. Pero deseamos que tenga tanta trascendencia como se augura. Si se cumplen las expectativas, se podrá decir que con este Decreto se habrá inaugurado una nueva etapa en las relaciones entre la Iglesia y el Estado basadas en el mutuo respeto y la autonomía de ambas realidades.

Pienso que la Dignitatis Humanae contiene en realidad un reto para los católicos. En efecto, este documento conciliar además de declarar la inmunidad de coacción en materia de libertad religiosa, también proclama la obligatoriedad para cada hombre de seguir los dictados de su conciencia. Desde el momento en que los cristianos tenemos el deber de transformar cristianamente las estructuras de la sociedad -tarea peculiar de los fieles laicos- estaría fuera de lugar que delegáramos esta tarea a una institución política, sea el Estado o cualquier otra. Los Estados han de respetar la ley natural, pero somos los fieles cristianos quienes hemos de conseguir que la sociedad sea cada día más cristiana.

¿Cuáles son las agresiones más frecuentes a la libertad religiosa?

En un primer ámbito se deben citar los atentados violentos a la libertad religiosa. En los países de tradición musulmana la libertad religiosa está ausente en muchos ámbitos. Arabia Saudí es el ejemplo más lacerante porque está prohibido el culto no musulmán incluso en privado y en la intimidad del hogar. Quien tenga una cruz en su casa se arriesga a graves penas. No es un problema pequeño: algunas fuentes calculan que hay alrededor de un millón de cristianos residentes en aquel país, sobre todo filipinos y otros inmigrantes asiáticos y de Europa Oriental. En casi todos los demás países musulmanes, por presión de grupos islámicos radicales, se están aprobando leyes muy restrictivas de la libertad religiosa. En Paquistán existen leyes anti blasfemia que dejan indefensos a los cristianos ante cualquier acusación, en Argelia y Egipto hay leyes anticonversión, en Iraq están siendo expulsados del país, en Marruecos han expulsado a un grupo de cristianos evangélicos por el delito “de proselitismo religioso”, etc.

En la India los no hindúes cada vez tienen más difícil su libre desarrollo. Varios Estados han aprobado leyes anticonversión, y lo que es más grave, en el verano de 2008 grupos hindúes radicales lanzaron una violenta persecución contra los cristianos en el Estado de Orissa que dejó más de 500 muertos según algunas fuentes. Es llamativo que estos hechos apenas tengan eco en los medios de comunicación occidentales.

En China existe actualmente una Iglesia de las catacumbas, que es la Iglesia Católica fiel a Roma que no acepta a los obispos impuestos por el régimen. Además es conocido que en este país los budistas de Tibet tienen muy restringida la libertad de culto.

Hay otro ámbito en que se ha asistido a un retroceso en la libertad religiosa, y es en los países occidentales. Como ya ha quedado indicado en ellos se está difundiendo cierta mentalidad laicista que es contraria a la libertad religiosa. No me refiero al sano laicismo que propugna la separación de la Iglesia y el Estado sin mutuas injerencias y con respeto a sus respectivas funciones en la sociedad, el cual me parece encomiable. Como ha dicho Benedicto XVI, “es fundamental, por una parte, insistir en la distinción entre el ámbito político y el religioso para tutelar tanto la libertad religiosa de los ciudadanos, como la responsabilidad del Estado hacia ellos y, por otra parte, adquirir una más clara conciencia de las funciones insustituibles de la religión para la formación de las conciencias y de la contribución que puede aportar, junto a otras instancias, para la creación de un consenso ético de fondo en la sociedad” (Benedicto XVI, Discurso ante las autoridades del Estado en el Palacio del Elíseo en París, 14 de septiembre de 2008).

El laicismo radical que es contrario a la libertad religiosa pretende encerrar la fe religiosa en el ámbito privado, como si la fe no tuviera manifestaciones externas. En los países occidentales se ven ejemplos de este laicismo todos los días: por ejemplo, cuando se critica a los obispos porque dan orientaciones a los católicos sobre leyes del aborto o de matrimonios homosexuales (como si hubiera leyes que prohibiera a los obispos, y solo a ellos, opinar sobre las leyes), o cuando se pide a los ciudadanos o a los diputados que voten con independencia de sus creencias. Según el Papa, “no se puede limitar la plena garantía de la libertad religiosa al libre ejercicio del culto, sino que se ha de tener en la debida consideración la dimensión pública de la religión y, por tanto, la posibilidad de que los creyentes contribuyan la construcción del orden social” (Benedicto XVI, Discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas del 18 de abril de 2008).

Hablando concretamente sobre la nueva ley de libertad religiosa en España, que los católicos miran en general con recelo, ¿en qué van a cambiar las cosas?

Realmente es difícil juzgar la intención del Gobierno al anunciar esta nueva ley, pues la anunció hace más de un año y aún no se conoce el proyecto. Únicamente conocemos ciertas declaraciones vagas de la Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmando que garantizará mejor el ejercicio de este derecho o que promoverá la sana laicidad del Estado. Estas declaraciones son lo suficientemente ambiguas como para que no sea posible emitir un juicio.

Solo ha revelado un punto concreto, y es que la nueva ley plantea retirar todos los símbolos religiosos que existan en colegios e institutos públicos, a excepción de aquéllos que tengan valor histórico o artístico. Considero una discriminación contra los cristianos esta medida, pero no es un gran cambio. Supongo que el proyecto de ley que el Gobierno está preparando tendrá reformas más importantes.

La prevista reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 deberá tener en cuenta en cualquier caso la Constitución Española de 1978, que en su artículo 16 “garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley” y ordena a los poderes públicos tener en cuenta “las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”.

Si el Gobierno con la nueva ley realmente pretendiera desarrollar la Constitución de acuerdo con las exigencias actuales y a la luz de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, promovería el laicismo sano y limitaría el laicismo radical. Deseo que sea así, pero habrá que esperar a que se presente el proyecto para emitir un juicio.

Parece que en América Latina avanza un laicismo cada vez más agresivo, especialmente en Venezuela, Colombia etc. ¿Cuáles son sus causas?

En América Latina se desarrollan tendencias intelectuales procedentes de otros continentes, sobre todo de Europa Occidental. En términos generales el laicismo de América Latina pretende expulsar a la Iglesia Católica del ámbito público, como en el resto del mundo. Sin embargo en cada país tiene sus matices consecuencia de la peculiar historia de cada nación. No es lo mismo el laicismo de Uruguay -que hunde sus raíces en la fundación de la República- que el laicismo en Costa Rica, que proclama la religión católica como religión oficial en el artículo 75 de su Constitución.

El laicismo de Latinoamérica también tiene fuentes propias derivadas del indigenismo. Cada vez se aprecia más el legado cultural de los pueblos originarios de América y por ello se tiende a rechazar cualquier intervención cultural venida de culturas exteriores, particularmente de las naciones colonizadoras. Los indigenistas más radicales incluyen entre ellas el aporte de la evangelización. Sorprende que los mismos grupos que rechazan a la Iglesia Católica por no pertenecer al legado de los pueblos históricos, aceptan sin ningún espíritu crítico los valores que ahora se difunden desde Europa como la anticoncepción, el aborto, etc., a pesar de que con estas doctrinas se está produciendo una auténtica colonización cultural.

¿De donde partió su idea de hacer una página web sobre libertad religiosa, usted que es un canonista?

Comencé esta página web en primer lugar como una contribución para luchar contra el laicismo radical, puesto que cada vez es más agresivo. También pensé que sería una oportunidad de ayudar a tantos hermanos en la fe que actualmente están sufriendo violencia por su fe y lo soportan con gran fidelidad a Cristo. Pensé que una buena ayuda era difundir en la opinión pública esos ataques violentos.

Después de estos años me he dado cuenta de que esta motivación, que la tenía en segundo lugar, es cada vez más urgente. Dios quiera que pronto la página web se haga innecesaria porque hayan cesado las violencias por causa de la fe.

FUENTE
Nota: las letras en negrilla son mías.

lunes, 28 de noviembre de 2011

El patriarca de los copto-ortodoxos llama a los cristianos a votar por musulmanes moderados en las próximas elecciones

Papa Shenouda III,
Patriarca de la Iglesia
Copto-Ortodoxa
El Patriarca de la Iglesia copto-ortodoxa de Egipto, Su Santidad Shenouda III, llamó a los fieles a que asistan en masa a las urnas para las elecciones legislativas que empezarán en el día de hoy. Los coptos representan alrededor del 12% de la población egipcia y son casi 8 millones.

En vista de que todos los candidatos son musulmanes, en su sermón del miércoles 9 e noviembre, indicó el periódico Al Ahram, Shenuda III también invitó a que los coptos voten aquellos que muestran interés por la situación de los cristianos en Egipto.

Abstenerse después de la masacre delante de la sede de la televisión pública que sucedió en octubre, indicó el prelado, es inútil. “Vuestra participación en las elecciones preserva el equilibrio entre moderación y extremismo”, indicó el dirigente de la Iglesia copto-ortodoxa, invitando a que los sacerdotes actúen para ayudar a los fieles a que participen en las primeras elecciones tras la caída de Mubarak

Fuente:
Religión en libertad.

Cristianos y jainistas unidos para promover la libertad y la dignidad humana

Mons. Jean-Louis Tauran.
Resumen/Zenit. Cristianos y jainistas deben unir sus fuerzas para promover una cultura de la libertad y de la dignidad humana. Así lo declaró durante su visita a la India el cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, en un seminario sobre la relación entre las dos religiones, organizado en Nueva Delhi por el dicasterio vaticano, la Conferencia Episcopal de la India (CBCI) y la arquidiócesis local el pasado 14 de noviembre. 

El purpurado puso de relieve los elementos comunes entre cristianos y jainistas: "como nosotros, también la religión jainista apoya la sacralidad de la vida e invoca su protección y defensa". "Nuestra vocación a promover el respeto por la vida, la no-violencia, la paz, la armonía en el mundo de hoy nos une en un vínculo de afecto recíproco", continuó el cardenal francés, que exhortó a los protagonistas del mundo de la política, de la economía y de los medios a convertirse en activos promotores de la cultura de la vida. 

En el seminario se identificaron también otras áreas de posible colaboración entre las dos religiones, entre las que están la promoción de la familia, el respeto de la diversidad y la protección del medio ambiente. Fin. 

Procesión religiosa de una fiesta jaínista.
El jainismo es una religión india basada en las enseñanzas del asceta Mahavira (VI siglo a.C.), no adoran a Dios alguno y su principal enseñanza es el camino hacia la perfección, basado en la doctrina de la no-violencia. La religión que inspiró a muchos, entre otros a Mahatma Gandhi, cuenta hoy con casi cuatro millones de seguidores. 

Fuentes: 
Zenit.org 
Jainismo, wikipedia.org 20 de Noviembre.

El pastor iraní Nadarkhani está siendo torturado en prisión

Pastor Yousef Nadarkhani
En Irán, el pastor Yousef Nadarkhani continúa en espera de una decisión sobre la pena de muerte que pesa sobre su cabeza por negarse a retractarse de su fe, mientras soporta torturas físicas y psicológicas.

Nadarkhani es un pastor protestante iraní condenado a muerte hace un año después de que un tribunal de apelaciones en Rasht, Irán, lo declarara culpable de dejar el Islam en septiembre de 2010. Pendiente de una resolución definitiva sobre si se ejecuta o no la sentencia, se encuentra en una situación de evidente deterioro de su salud, según una persona cercana a su familia y miembro de la iglesia de Nadarkhani en Irán, que pidió el anonimato.

Esta fuente ha revelado que la comunicación directa con Nadarkhani está muy limitada, pero que a través de personas cercanas a los presos cristianos de la cárcel han sabido que el pastor protestante ha sido sometido a torturas físicas y psicológicas en la prisión.

"Es seguro que le han golpeado, pero sus conversaciones [por teléfono] están siendo controladas [por las autoridades]", dijo esta fuente. Pero "sabemos que ha estado en situaciones extremas, que consideramos como tortura. Cuando pasas mucho tiempo en una celda de aislamiento sin poder hablar con los demás durante mucho tiempo, o si te dicen que te van a matar, eso también es tortura."

OBSESIÓN POR CONVERTIRLO AL ISLAM

Mientras sigue en prisión, las autoridades además de torturarle no han dejado de seguir presionando a Nadarkhani para que se retracte de su fe en Jesús en la cárcel. El mes pasado le dieron literatura islámica dirigida a desacreditar a la Biblia, y se le obligó a leerla.

UN CASO JUDICIAL ABIERTO

El tribunal, en Rasht, situado a 243 kilómetros al noroeste de Teherán, debería haber pronunciado un veredicto ante la apelación al caso de Nadarkhani a finales del mes pasado, pero ante la presión internacional envió su caso ante la máxima autoridad islámica de la nación, el líder supremo ayatolá Jamenei, para tomar una decisión.

Algunas fuentes indican que un fallo judicial podría llegar la segunda quincena de diciembre . Los cristianos iraníes creen que, ante la indignación internacional por el caso, el gobierno anunciaría un veredicto cerca de las vacaciones de Navidad para que se le prestase menos atención, independientemente de si hay o no un fallo de Jamenei .

Los cristianos en Irán son rehenes de los caprichos políticos del gobierno, y la clave de su posible libertad es la presión continua de la comunidad internacional.

UNA BREVE HISTORIA DE SU DETENCIÓN

Las autoridades arrestaron a Nadarkhani en su ciudad natal de Rasht en octubre de 2009 bajo cargos de haber cuestionado las clases obligatorias de religión islámica en las escuelas iraníes. Después de encontrarlo culpable de apostasía, la corte de apelaciones en Rasht en noviembre de 2010 emitió una confirmación por escrito de sus cargos y la pena de muerte.

En una audiencia de apelación en junio, el Tribunal Supremo de Irán confirmó la condena de Nadarkhani, pero pidió a la corte en Rasht determinar si él era un musulmán practicante antes de su conversión. El tribunal declaró que Nadarkhani no era un musulmán practicante antes de su conversión, pero que aún así era culpable de apostasía debido a su ascendencia musulmana.

El Tribunal Supremo ha determinado también que la pena de muerte podría ser anulada si se retracta de su fe. El tribunal de Rasht dio a Nadarkhani tres oportunidades para retractarse de su fe en Jesús, tal y como indica la sharia (ley islámica), pero Nadarkhani se negó a hacerlo.

Fuentes
Nota: Las letras en negrilla son mías.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Religiones y Estado

Pro. Francisco J. Astaburuaga Ossa
Artículo del Pbro. Francisco Javier Astaburuaga, doctor en Derecho Canónico y profesor de la Universidad Católica de Chile, en el diario la Nación de Chile del viernes 14 de octubre de 2011. 

Texto completo. Hoy se debate sobre el papel de las religiones y la construcción de la sociedad. Se confunde “laicidad” del Estado con “laicismo”. La laicidad manifiesta el mutuo respeto entre las confesiones religiosas y los poderes del Estado. El laicismo, por el contrario, significa una hostilidad o indiferencia contra la religión.

La laicidad del Estado se fundamenta en la distinción entre los planos de lo secular y de lo religioso, respetando la mutua autonomía de todos. Por tanto, la laicidad no es el laicismo. La laicidad no debe equivaler a hostilidad o indiferencia contra la religión. Practicar y expresar la religión en todos los ámbitos es un derecho constitucional en conformidad a la libertad de conciencia. Así, al hablar de laicidad en su sentido excluyente y equívoco se expresa una visión a-religiosa de la vida en el pensamiento, la ciencia, la ética y la política. Es decir, una visión en la que no hay lugar para Dios.

De este modo se pueden comprender los problemas que conlleva un término como laicidad, que parece haberse convertido en el emblema fundamental de la posmodernidad, en especial de la democracia moderna. Así, vivimos en un período admirable por los progresos que la humanidad ha realizado en el derecho, la cultura, las comunicaciones, la ciencia y la tecnología. Pero al mismo tiempo algunos intentan excluir a Dios de todos los ámbitos de la vida en sociedad. En conclusión, la “laicidad” del Estado no debe confundirse con el “laicismo” que es incompatible con la libertad religiosa. La laicidad no es el laicismo. Por tanto, se debe permitir a los cristianos hablar en público y expresar sus convicciones durante los debates democráticos.

San Jacobo (Santiago) Interciso


27 de Noviembre

Nació en Bêth-Lâpat (Antigua Persia), la actual Khorramabad, en Irak, en el seno de una familia de cristianos pudientes y honorables. Se le conoce también como San Jacobo de Persia o Santiago el Amputado.

Jacobo se casó con una joven cristiana, y procrearon amorosamente una familia a la que también educaron en la fe de Jesús. Como era funcionario en la corte del emperador persa Izdegerd; estuvo a su lado cuando eventualmente se desató una guerra, e incluso lo acompañó a rendir culto a los dioses paganos. En la soledad de las noches se lamentaba de lo que había hecho, y su familia, que desde la distancia lo apoyaba, lo instó a través de cartas a que se arrepintiera. Su esposa también le reclamaba el hecho de que se hubiera atrevido a negar su fe cristiana.

Cuando leía las cartas de su familia, San Jacobo se ponía a llorar y a rezar. Una vez fue espiado por soldados del nuevo emperador, quienes lo delataron y lo llevaron ante su presencia. Ahí, armado de valor, confesó públicamente su religión. Esto despertó la tremenda ira del monarca, que lo condenó al terrible tormento de la amputación de todos sus miembros.

Así, los verdugos comenzaron cortándole uno por uno los dedos de las manos y de los pies, hasta llegar a las piernas y los brazos, mientras San Jacobo rezaba y daba gracias a Dios por la oportunidad de redimirse. Finalmente falleció decapitado, era el año 421. 

A pesar de que el emperador ordenó que los trozos del cuerpo del mártir fueran esparcidos por el desierto, los cristianos consiguieron reunirlos y transportarlos a Jerusalén. Actualmente se veneran en el monasterio de Mar Iaqub, en Dedeh, en las cercanías de Trípoli, en Líbano.

Una de las cosas más importantes de la vida de este santo, es que como un hombre cualquiera por miedo a perder la vida, es capaz de negar su fe en Cristo, lo cual no deja más que el sentimiento de culpa y ante este la mejor medicina es el sincero arrepentimiento y abandonarse nuevamente en las manos de Aquél se abandonó en la Cruz por amor a nosotros.

Fuente

Los cristianos sufren discriminación en las cárceles de Pakistán


MohabatNews. Los cristianos que están siendo él común denominador en las cárceles de Pakistán sufren una discriminación severa. El abogado católico Moazzam Aslam Bhatti, que trabaja en Faisalabad, dijo a la asociación católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que los prisioneros cristianos en las prisiones de Pakistán son objeto de discriminación particularmente graves. Señaló que los cristianos son marginados y desfavorecidos en todas partes en la sociedad pakistaní, pero su situación en las prisiones es especialmente precaria. Junto con los padres dominicos que cuidan la pastoral de la prisión en la diócesis de Faisalabad, Bhatti visita con regularidad a los prisioneros cristianos y proporciona asistencia jurídica gratuita.

Entre los que se encuentran en la cárcel de la ciudad, está Imran Masih un comerciante que fue sentenciado a cadena perpetua en enero de 2010 en virtud de leyes sobre la blasfemia del país por supuestamente quemar páginas del Corán.

"Es alarmante observar, dijo el abogado, que muchas personas encarceladas por delitos menores podrían haber sido puestos en libertad si hubieran sido capaces de pagar las multas impuestas a ellos. Los afectados también incluye a los niños que se ven obligados a permanecer en prisión con sus madres. Los cristianos también se ven en desventaja en la distribución de alimentos, ropa y medicinas, así como en su capacidad para practicar su religión". "Esta situación debe cambiar -afirma Bhatti- como regla general, los prisioneros cristianos no tienen abogados a causa de su pobreza y la baja posición social. Se les debe proporcionar más ayuda legal a fin de mejorar su situación".

Bhatti, que estudió en Inglaterra, dijo a la AIN: "A pesar de recibir buenas ofertas de trabajo en el extranjero, regresé a Pakistán con el fin de hacer lo que esté a mi alcance para ayudar a la gente". Aunque es poco lo que puede hacer para cambiar la situación, está "orgulloso de ser capaz de hacer algo por la gente en esta parte del mundo donde los cristianos son oprimidos y empujados a la marginación". 

Según el religioso dominico Padre Moon Iftikhar, quien es responsable del cuidado pastoral de la prisión en la diócesis de Faisalabad, hay una población penal de 5.000 presos, de los cuales los cristianos puden ser entre 80 y 100, pero es una población que crece cada día. Fin de Noticia.

FUENTES

sábado, 26 de noviembre de 2011

Beatos Hugo Taylor y Marmaduc Bowes

Terrible martirio que sufrían
los seguidores del Papa en la
Inglaterra de Isabel I.
26 de Noviembre

Hugo, sacerdote, y Marmaduc, laico, fueron los primeros a quienes se aplicó el estatuto de la reina Isabel I de Inglaterra por el que se consideraba traición ordenarse de sacerdote en el extranjero y volver a Inglaterra, y felonía el acoger a cualquiera de esos sacerdotes. 

Hugo nació en Durham, estudió y se ordenó de sacerdote el año 1584 en Reims (Francia) y volvió a su patria, en la que apenas pudo ejercer su ministerio un año. 

Marmaduc nació en Angram Grange (Cleveland). Era un rico terrateniente, casado y con hijos. Para evitar la confiscación de sus bienes y poder asegurarle un hogar tranquilo a su familia, disimulaba su condición de católico. El maestro que había contratado para la educación de sus hijos lo denunció por hospedar sacerdotes católicos en su casa. Ante el tribunal confesó su fe, lamentó haberla disimulado y ofreció su muerte como penitencia.

Los dos fueron ahorcados, destripados y descuartizados, con tal de que a ningún católico se le ocurriera venerar sus reliquias, en York el año 1585.

Fuente
Año Cristiano Franciscano.

Protesta de periodistas católicos por la creciente persecución religiosa en Vietnam

Resumen/Zenit. La Federación de la Prensa Católica Vietnamita expresó su protesta ante la comunidad internacional y condenó duramente los abusos de los medios de comunicación oficiales, así como de la policía y de las bandas organizadas presuntamente por el gobierno comunista de Vietnam, en el asunto de una parroquia a la que han sido confiscados terrenos de modo ilegal y contra la misma constitución vietnamita.

El 3 de noviembre de 2011, un grupo de casi cien personas, irrumpieron en el atrio de la iglesia parroquial de Thai Ha, con dos altavoces en la mano, insultando a los religiosos, sacerdotes y feligreses, antes de agredirles físicamente. Los intrusos insultaron, además, y amenazaron con matar a muchos sacerdotes y feligreses. Luego, de forma deplorable, usaron mazas para reducir a ruinas las propiedades de la Iglesia. Sólo abandonaron el lugar cuando las campanas comenzaron a sonar e innumerables personas de las parroquias vecinas llegaron a prestar socorro.

Quienes atentaron contra el orden, presuntamente orquestados, se fueron, pero la situación del día después, en la parroquia de Thai Ha, y en el convento redentorista, parecía haber empeorado,cuando las autoridades de Hanoi aumentaron la presión vindicativa contra el convento de los religiosos redentoristas, y la parroquia de Thai Ha. Un pequeño ejército de la policía secreta, vestido de paisano, juntos a algunos guardias territoriales, observan y controlan los movimientos del interior y exterior de la iglesia, día y noche, con ayuda de videocámaras, instaladas estratégicamente en torno a la parroquia y al centro de las actividades.

Como respuesta a esta acusación, el 11 de noviembre hubo un segundo atentado por parte de una multitud cada vez más numerosa. El gobierno vietnamita ha negado toda responsabilidad por estas acciones violentas atribuyéndolas a “gestos espontáneos” del pueblo, que ha actuado “para proteger a la sociedad e impedir a los católicos provocar el caos social”.

El último episodio terrorista contra la parroquia de Thai Ha fue fuertemente criticado por los responsables religiosos y las comunidades de Vietnam. Justo después del atentado, el arzobispo de Hanoi y el obispo de Kontum expresaron su solidaridad con los redentoristas y los feligreses de Thai Ha. Las congregaciones católicas del norte y del sur celebraron numerosas vigilias de oración, en comunión con la comunidad de Thai Ha. En internet, muchos no cristianos expresaron su preocupación y solidaridad con la causa de Thai Ha, lo que contrarresta el efecto del masivo ataque de los medios de comunicación, a través de emisoras estatales, antes y después del incidente del 3 de noviembre, con el fin de engañar al público sobre los sacerdotes y los feligreses de Thai Ha, y su incesante búsqueda de la justicia y de la verdad. Durante años, los redentoristas y sus fieles han protestado por la requisa de su tierra, injustamente confiscada por el Estado.

Lo que repetidamente se ha etiquetado de “propiedad pública”, en las declaraciones del Estado, había sido comprada por los redentoristas en 1928, para construir un convento y una iglesia. El convento fue inaugurado el 7 de marzo de 1929, y la iglesia seis años más tarde. Cuando los comunistas tomaron el control de Vietnam del norte, el gobierno local fue reduciendo, pedazo a pedazo, el terreno del convento y de la parroquia. El área ocupada se ha visto reducida de 61.455 metros cuadrados a 2.700.

Para demostrar su derecho a gestionar la propiedad, el gobierno vietnamita no pudo presentar ningún documento legal que apoye su reivindicación ilegal sobre las áreas en disputa, ya que el terreno y las estructuras han sido requisadas a los católicos fraudulentamente. La confiscación es ilegal incluso en la rigurosa ley vietnamita, un sistema de reglas que viola gravemente la convención internacional sobre los derechos de la propiedad privada.

La Federación de la Prensa Católica Vietnamita condena severamente y denuncia, a la comunidad internacional, el acto terrorista perpetrado contra la parroquia de Thai Ha y pide al gobierno de Vietnam que frene “los actos terroristas contra el monasterio y la parroquia de Thai Ha” y también “la persecución contra la Iglesia Católica y el resto de religiones”, así como “que refuerce la seguridad de los lugares de culto de todas las religiones”. También, que respete “seriamente la ley promulgada por el mismo gobierno y restituya todas las propiedades confiscadas a la Iglesia católica y a las demás religiones de Vietnam” y respeto así mismo “absolutamente los derechos humanos y la libertad religiosa, como se afirma en la Carta de las Naciones Unidas”.

“Con nuestra completa fe en Dios, estaremos en comunión, compartiremos y acompañaremos a la parroquia de Thai Ha a través de su camino de sufrimiento”, afirman los periodistas católicos. Y concluyen pidiendo “a todos los congresos, a los gobiernos, a los partidos políticos de todas las naciones, a las organizaciones pro derechos humanos, a Amnistía Internacional, a la Comisión Internacional de Derechos Humanos, a todas las organizaciones que tienen un especial interés por la libertad y los derechos humanos en Vietnam, y a las agencias de comunicación del mundo, que nos apoyen en esta lucha por los derechos humanos y por la libertad religiosa en Vietnam”.

En varias ocasiones la policía ha arremetido contra los
cristianos de la parroquia. Los medios de comunicación nacional
ha difamado la imagen de los religiosos redentoristas y de la
comunidad cristiana del país.
Según informaba la agencia Eglises d'Asie, de las Misiones Extranjeras de París, en la mañana del 18 de noviembre, sacerdotes y fieles de la parroquia de Thai Ha y de otras parroquias vecinas, realizaron una manifestación que atravesó buena parte de Hanoi. Los manifestantes, varios centenares, se reunieron ante la sede del Comité popular de la capital para protestar por el expolio del convento por las autoridades. El cortejo avanzó en orden, blandiendo pancartas con lemas como “Cuando se coge, hay que devolver”, “Protestamos contra las calumnias y las contraverdades de la televisión sobre la parroquia de Thai Ha”. Otros pasquines, bajo el dibujo de una capilla transformada en lugar de fiestas para los cuadros del Partido, llevaba el letrero: “¡No profanéis los terrenos y las propiedades religiosas!”. También se leía el artículo 70 de la Constitución vietnamita: “Los terrenos de las religiones están protegidos por la ley”. En torno al cortejo de manifestantes, intimidaba la presencia de numerosos agentes de la Seguridad y barreras metálicas. Fin.

Fuentes

La Iglesia mártir vivirá para siempre

“La Iglesia débil morirá, la Iglesia mártir vivirá para siempre”. De eso está convencido Youannes Samir. No es un cristiano cualquiera, es un sacerdote copto católico de Egipto. Acompaña un grupo de jóvenes cuya principal preocupación no es elegir una sede para su retiro o su peregrinación anual, sino estar preparados para morir por Cristo y por la verdad. Y no tienen miedo. Saben que ofrecerán su vida de un momento a otro, es sólo cuestión de tiempo.

Cristianos coptos huyendo de los ataques de la policía militar en Egipto.

Originario de El Menia, Samir divide temporalmente su ministerio pastoral entre Roma y El Cairo. Es uno de los 17 millones de cristianos egipcios, casi el 20 por ciento de los habitantes. Un número mucho más alto de la lastimosa cifra oficial que considera a esa minoría por abajo del 5 por ciento de la población.

Desde la caída del presidente Hosni Mubarak, en enero, las cosas han ido de mal y peor para los cristianos. La “primavera árabe” sólo logró favorecer a los fundamentalistas, mientras el control del poder está en manos de un consejo militar con los mismos personajes del pasado.

Apenas este fin de semana constantes enfrentamientos en la Plaza Tahir del Cairo dejaron unos 20 muertos y centenas de heridos. Prueba concreta que nada ha cambiado. Y las elecciones parlamentarias están previstas para el 28 de noviembre. La violencia no busca otra cosa que reprimir la incipiente democracia, la carne de cañón son los cristianos. Como nos advirtió Samir apenas unos días atrás, en la entrevista que reportamos abajo, habrá más sangre en el futuro próximo de Egipto. Y la Iglesia tendrá nuevos mártires.

Tras la revolución de enero, ¿cómo es la situación actual, especialmente para los cristianos, en Egipto?

La revuelta se hizo por la libertad de todos, de los cristianos, los musulmanes y de los demás grupos, para que se tengan iguales derechos, ante el gobierno y la Constitución. Por desgracia se ve ahora que los actuales responsables del país están reduciendo la revolución a favor de algunos grupos fundamentalistas. Incluso los musulmanes moderados no quieren esto, pero está ocurriendo.

Luego de la caída de Mubarak ¿cómo cambió la situación política en general?

La verdad es que ahora estamos peor, la vida misma de la gente está siempre en peligro porque falta la policía, no puedes caminar solo por las calles especialmente cuando existen tensiones entre musulmanes y cristianos, no puedes sentirte seguro. Originalmente la política debía abrirse a todos pero ahora un grupo quiere conquistar el campo y excluir a todos los demás, diciendo que son espías o están en contra del país, con calumnias.

En el poder está el Consejo Militar, por desgracia su comportamiento favorece a los Hermanos Musulmanes y los salafistas, dos grupos fundamentalistas, y no a la democracia.

Antes era igualmente mala la situación sólo que no podíamos hablar, ahora al menos podemos expresarnos. Esto no significa que (con Hosni Mubarak) estábamos mejor, algunos quieren hacer pasar esta idea pero no es verdad. En este momento podemos defender nuestros derechos, antes no.

Esto los expone un poco, porque si salen y exigen sus derechos, pueden ser perseguidos.

Antes la persecución era sutil, ahora es muy clara. La Iglesia copta es la única que tiene un calendario de sus mártires, por lo tanto nosotros no tenemos miedo a la muerte. Si nosotros salimos a las calles para pedir nuestros derechos y somos asesinados, martirizados, eso no nos produce terror. Al contrario, eso nos motiva más a exigir lo que nos corresponde. Como sacerdote estoy seguro que vamos a obtener nuestros derechos, de una u otra manera los lograremos.

¿Quiénes están dispuestos al martirio?

Todos son jóvenes. En aquel momento de la revolución del 25 de enero, los jóvenes –cristianos y musulmanes- fueron los únicos que lograron desbaratar la situación para hacer caer al dictador. Incluso ahora, los que dicen estar listos para el martirio, son los mismos jóvenes: están verdaderamente convencidos y no tienen miedo, como la autoridad eclesiástica. Saben que hay una manifestación y salen a las calles con la convicción de que quizás no volverán a su casa, pero participan lo mismo.

¿Ustedes cómo juzgan la llamada “primavera árabe”?

Hay dos lecturas de esta “primavera”, por un lado la visión fundamentalista según la cual el objetivo es expandir el imperio musulmán en todo el mundo. Ellos están seguros que lo podrán hacer, en Europa e incluso en América. Por otra parte existe una concepción de la “primavera árabe” como el florecer de una cultura noble, pero a esta la sostienen muy pocos. La voz que vence es la del fundamentalismo y eso da miedo, por el futuro del país.

Entonces el movimiento de la “primavera árabe”, que algunos en Occidente ven con esperanza, ¿está siendo usado por los extremistas?

Demasiado “buenismo” en Occidente hace mal y destruye. Porque es verdad que, siendo cristianos, debemos amar y comprender al otro, pero debemos ser también la voz que grita en el desierto. Jesús era así, si veía una cosa incorrecta la decía, aunque le costase la vida. Eso hacemos nosotros hoy en Egipto.

¿Qué mensaje dan estos jóvenes cristianos a la Iglesia universal?

Algunos dicen que nosotros buscamos la protección internacional, pero eso no vale nada; ni siquiera pretendemos que los musulmanes, nuestros vecinos, nos defiendan. Nosotros podemos defendernos, no tenemos miedo. Queremos hacer entender a todo el mundo que la igualdad es justa. Si nosotros, en nuestro mismo país, somos tan duramente maltratados, se debe saber que ahí existe una Iglesia sufriente, viva.

Estoy seguro que nosotros, los cristianos en Egipto, no desapareceremos. Somos más de 17 millones. La Iglesia débil morirá, la Iglesia mártir vivirá para siempre.

¿Qué sucederá en Egipto?

Tengo tanto miedo por el futuro. Existen dos posibilidades, si el 28 de noviembre pasa bien entonces habrá una gran esperanza de volver a tiempos del esplendor egipcio. Pero si con la violencia, el mal y el poder, se busca hacer callar las voces libres, entonces por desgracia habrá más sangre, más persecución: primero contra los cristianos y luego contra todos aquellos que digan la verdad. Ellos serán asesinados.

Fuente

viernes, 25 de noviembre de 2011

Santa Catalina de Alejandría

Santa Catalina de Alejandría,
de Caravaggio.
25 de Noviembre

Nació hacia el 290 en el seno de una noble familia de Alejandría en Egipto. Dotada de una gran inteligencia destacó, muy pronto, por sus extensos estudios que la situaron al mismo nivel que los más grandes poetas y filósofos de la época. Tuvo una experiencia fuerte con Cristo y a partir de entonces decidió consagrarle su vida, considerándose, desde ese momento, su prometida. 

El Emperador Maximiano acudió a Alejandría para presidir una gran fiesta pagana. Catalina con solo 18 años de edad, aprovechó esta ocasión para presentarse ante el Emperador y reclamarle por sus crueles ataques a los cristianos, lo que despertó su cólera. Al ver la inteligencia de la joven y gracias a su prestigio, por medio de algunos sabios filósofos intentó, sin éxito, que desistiera de su fe. Por el contrario ante las palabras de la santa, los sabios quedaron conmovidos y se convirtieron, pues Catalina les demostró lo inicuo de la adoración a los dioses paganos.

Tal fue la rabia del Emperador, que hizo ejecutar a los sabios y ordenó, que torturaran a Catalina utilizando para ello una máquina que tenía unas ruedas guarnecidas con pinchos. A pesar de tan grande tormento, la santa se mantenía firme en su fe y se abandonaba en las manos de Jesús. El Emperador al ver que no moría, ordenó su ejecución y fue decapitada.

Aunque por mucho tiempo, por causa de las muchas leyendas que adornan la figura de esta santa y por la semejanza con la historia de Hipatía (la filósofa pagana), se puso en duda su existencia, pero lo cierto es que su nombre aparece en el martirilogio romano y en muchas historias de diversas fuentes, que coinciden en ciertos datos que dan luz a una narración alejada de mitos. Su tumba se halla al pie del Monte Sinaí, en el monasterio que lleva su nombre dando motivo a peregrinaciones de todo el mundo, especialmente apreciada por los peregrinos de Tierra Santa.

El martirio de Santa Catalina de
Jacopo Bassano.
Hoy que tantos cristianos son constantemente atropellados por el odio a la fe en Egipto, pidamos al Señor, por intercesión de Santa Catalina de Alejandría, puedan algún día alcanzar la paz y la armonía.

Oración
Señor y Dios nuestro, que has querido contar a Santa Catalina de Alejandría en el número de los santos con la doble corona de la virginidad y el martirio, concédenos, te rogamos, vencar con fortaleza el espíritu del mal y conseguir de este modo la gloria del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Fuentes
LEON C., Enciclopedia Católica.
MARTÍNEZ, J., Año Cristiano

La Sharia y Europa

La Sirenita, símbolo de Copenaghe
-Dinamarca
El imparcial. El fundamentalismo islámico está alcanzado en Europa una fuerza que, aun cuando todavía minoritaria, no deja de ser preocupante. Precisamente fue en Dinamarca donde el diario Jyllands-Posten sufrió una campaña de ataques por publicar varios dibujos de Mahoma y en otros países, entre ellos España, parece que no hay suficiente control sobre la enseñanza que recibe la comunidad musulmana. Así están surgiendo espacios de oración y adoctrinamiento en lugares no convencionales donde no se sabe si la enseñanza mantiene cuando menos el respeto a las costumbres y leyes del país de acogida o incita a considerar la Sharía como la única ley y norma de conducta.

Algunos de los miembros de grupos como “Los seguidores del Profeta” no se recatan en proclamar que su fin es sustituir la democracia occidental por la Sharía, pues, aunque ésta admite márgenes de interpretación, las que discurren por una lectura integrista, y que parecen mayoritarias, la convierten en una ley islámica teocéntrica -incompatible con la democracia-, donde se reconocen las ofensas hadd, castigadas con azotes públicos, lapidaciones o amputaciones de manos para los ladrones, así como el sometimiento estricto de la mujer y el poder omnímodo de padres y esposos.

La misma imagen, víctima de la
provocación fundamentalista islámica.
Con la burka de las mujeres musulmanas.
La Sharía así interpretada ciertamente no tiene cabida en el mundo occidental, basado en la tradición judeo-cristiana, greco-latina e ilustrada y sus preceptos chocan de manera radical con la las Constituciones occidentales. Nuestro mundo se basa en la noción de derechos fundamentales de la persona que pertenecen al individuo, están por encima de cualquier ordenamiento jurídico y son irrevocables. Es preciso que cualquier comunidad foránea comprenda que debe acatar los principios fundamentales y las leyes del país de acogida. Parece, sin embargo, que el islamismo radical no solo no está dispuesto a ello, sino que pretende imponer las suyas. Es preciso, pues, estar alerta, por muy imposible que nos parezca este deseo de introducir la Sharía en Europa o, cuando menos, de crear dentro de los Estados europeos de Derecho casi un Estado paralelo dominado por la ley islámica, emanada del Corán.

La permisividad frente a los fundamentalistas e intolerantes no es buena política ni tampoco las Alianzas de Civilizaciones, denunciadas por intelectuales como Pascal Bruckner como mera palabrería. Lo que debemos defender y propagar es más bien la alianza con “los civilizados” -cualesquiera que sea su etnia o religión- dispuestos a respetar nuestros principios fundamentales.

Fuente: 
Editorial de la revista "El Imparcial" de España, del 7 de Noviembre de 2011.

Necesidad de reformar la legislación en la India

Fragmento/AIN: Para detener el aumento de la violencia contra los cristianos (más de mil casos este año), la organización ecuménica All India Christian Council urge la aprobación de la Ley para la Prevención de la violencia entre las comunidades, que se está discutiendo en el Parlamento. 

Además, en la nota enviada a la Agencia Fides, denuncian la incitación al odio religioso llevada a cabo por el líder hindú Subramanuam Swamy (cfr. Fides, 3-11-2011), y sus esfuerzos por perjudicar a las minorías, saboteando el plan de promulgar una ley que detenga la violencia. 

El comunicado condena los repetidos actos de vandalismo contra los cristianos en lugares de Karnataka, cerca de Mangalore, y en los estados de Orissa, Gujarat Pradesh, Madhya Pradesh y Uttar. En estos estados, se confirma la actividad de “fuerzas del mal, como la red de extremistas hindúes del Sangh Parivar y sus aliados políticos, que intentan meter el virus de la violencia entre las comunidades de la sociedad”. Los cristianos piden “una actuación legal efectiva contra los autores y una respuesta política del gobierno”, para aprobar tan pronto como sea posible el proyecto de “Ley para la Prevención de la violencia entre las comunidades”. Lógicamente, alientan a las minorías religiosas y a la Iglesia Católica a restaurar la armonía social en India.
Vigilia de oración en Tarnataka-India, pidiendo el cese de las hostilidades
contra los cristianos.
Según una fuente de Fides en la India “la raíz del problema se conoce: se trata de organizaciones extremistas hindúes, partidarias del Barathiya Janata Party, que quieren polarizar a la sociedad. Estas asociaciones actúan según un cliché: acusan a los cristianos de conversiones fraudulentas; engañan luego a los ciudadanos pobres hindúes, inocentes e ingenuos, y les pagan para cometer actos de vandalismo en los lugares de culto cristiano” (Fides, 8-11-2011).

FUENTE