lunes, 31 de octubre de 2011

La Iglesia en Filipinas denuncia que la gran mayoría de los asesinatos de sacerdotes quedan impunes


Mons. José Cabantan
Obispo de Malaybalay
(Filipinas)
[FIDES] Su excelencia monseñor José Cabantan, obispo de Malaybalay y Presidente de la Comisión Episcopal para los pueblos indígenas en Mindanao, dice a la agencia Fides que “hay una cultura de impunidad que debe ser abordada con urgencia por todos los medios. Por todos estos sacerdotes asesinados, y también por muchos líderes laicos de la sociedad civil, no sabemos quiénes son los autores materiales e intelectuales y las razones que hay detrás de los asesinatos. Sólo podemos imaginar las cosas”.

Según el obispo, “el problema, incluso en el caso de P. Tentorio, es que los testigos tienen miedo. Sabemos que en el pasado había recibido amenazas de grupos paramilitares. Estos grupos están vinculados a empresas mineras para expropiar las tierras a los nativos, que el misionero defendía. Este es un punto de conflicto en el que se debe investigar”.

Monseñor Cabantan hace un llamamiento: “Como Iglesia pedimos al gobierno que realice un programa serio de protección de testigos, para que salga la verdad y para que esta nefasta cultura de la impunidad, que reina en Mindanao, venga erradicada. Esto debería ser una prioridad en el gobierno para preservar la verdadera democracia y el estado de derecho”.

De los 13 sacerdotes asesinados en Mindanao desde 1970, sólo un caso ha sido resuelto, con la averiguación de quiénes fueron los responsables del asesinato. Otros 12 permanecen en la impunidad, según declaran las fuentes de Fides en la Iglesia en Mindanao, la isla más grande del sur de Filipinas, donde fue asesinado el 17 de octubre el misionero Fausto Tentorio.

[Los corchetes y las negrillas son del autor del blog]

San Quintín


Martirio de San
Quintín
30 de Octubre

Nació bajo el seno de una familia pagana, su padre era Zenón un reconocido senador romano muy apreciado de la gente. Quintín se hizo muy amigo del Papa San Marcelino, quién le predicó el Evangelio y por quien se hizo bautizar. A partir de entonces el más grande deseo de Quintín era hacer que muchas personas conocieran y amaran a Jesucristo, asi tuviera que derramar su sangre por defender la fe cristiana.
Cuando el Papa San Cayo organizó una expedición de misioneros para ir a evangelizar a Francia, Quintín fue escogido para formar parte de ese grupo de evangelizadores. Quintín y sus compañeros se dedicaron con tan grande entusiasmo a predicar, que muy pronto en Amiens (Picardía) hubo una de las iglesias locales más fervorosas del país.
Su predicación y sus obras atraía más y más fieles al cristianismo. Los templos paganos se quedaban vacíos, los sacerdotes de los ídolos ya no tenían oficio, mientras que los templos de los seguidores de Jesucristo se llenaban cada vez más.

Los sacerdotes paganos se quejaron ante el gobernador Riciovaro, diciéndole que la religión de los dioses de Roma se iba a quedar sin seguidores si Quintín seguía predicado y haciendo prodigios.

Riciovaro, conocía la procedencia noble del santo, por esto lo llamó y le echó en cara que un hijo de tan famoso senador romano se dedicara a propagar la religión de un crucificado. A lo que Quintín respondió: “ese crucificado ya ha resucitado y ahora es el rey y Señor de cielos y tierra, por lo tanto para mi es un honor mucho más grande ser seguidor de Jesucristo que ser hijo de un senador romano”.

Enfurecido, el gobernador hizo azotar muy cruelmente a Quintín y encerrarlo en un oscuro calabozo, amarrado con fuertes cadenas. Pero milagrosamente logró escapar de la cárcel y en vez de huir se puso a predicar públicamente a la gente la Palabra del Señor. Entonces el gobernador lo mandó poner preso de nuevo y después de atormentarlo con terribles torturas, mandó que le cortaran la cabeza.

Oremos

Padre todopoderoso que concediste a San Quintín pelear el combate de la fe hasta derramar su sangre, te rogamos que su intercesión nos ayude a soportar por tu amor la adversidad, y a caminar con valentía hacia ti, fuente de toda vida. Amén. [LH, común de un mártir]

FUENTES
TARZIA, Antonio, I santi nella storia.
CROIZET, Juan, San quintín mártir

domingo, 30 de octubre de 2011

Sucesores a la Corona británica ya se pueden casar con católicos

Reina Isabel II de Inglaterra y
Gobernadora de la Iglesia
Anglicana
Londres, 29 de oct. (ACIprensa/EWTN) La Iglesia Católica en el Reino Unido recibió hoy con satisfacción el acuerdo de los 16 miembros de la Commonwealth de eliminar la regla que prohíbe a los herederos a la Corona británica casarse con católicos lo que constituía una "discriminación injusta".

El Arzobispo de Westminster y Primado de Inglaterra y Gales, Mons. Vincent Nichols, señaló que "acojo con agrado la decisión del Gobierno de Su Majestad de dar a los herederos al trono la libertad de casarse con un católico sin ser expulsado de la línea de sucesión"

"Esto eliminará un punto de discriminación injusta contra los católicos y será celebrado no sólo por los católicos sino mucho más extensamente", añadió.

El anuncio lo hizo el Primer ministro británico David Cameron en la ciudad australiana de Perth, explicando que junto con esta modificación se han realizado otros cambios en las reglas de sucesión.

"Hemos acordado abolir la regla que dice que ninguna persona que se case con un católico puede convertirse en monarca", explicó Cameron, considerándola "equivocada" puesto que "tienen libertad para casarse con alguien de cualquier otra confesión". Sin embargo, precisó que el rey debe seguir siendo anglicano porque quien ostenta ese cargo también es oficialmente el gobernador supremo de la Iglesia anglicana.
Según el "Act of Settlement" (Acta de establecimiento) vigente desde 1701, los católicos o quienes se casen con un católico tienen vetado el acceso al trono de Inglaterra.

En 1534 Enrique VIII rompió con la Iglesia Católica porque quería divorciarse de Catalina de Aragón, consiguiendo finalmente la anulación del matrimonio con una serie de presiones y sobornos.

La postura de Enrique VIII se encontró con la oposición de Santo Tomás Moro, famoso abogado y político que como Canciller del Reino renunció a su cargo y se negó a firmar el Acta de Sucesión y de Supremacía que proclamaba al rey cabeza de la Iglesia anglicana y la independencia de Roma.

Por haberse negado a firmar el acta de Sucesión y Supremacía, Santo Tomás fue juzgado, declarado culpable de traición y encerrado en la Torre de Londres. Muchos le pidieron que firme, que ceda, aunque sea disimulando, pero no lo hizo porque prefirió "ser discípulo del Señor antes que del Rey". Fue decapitado el 16 de julio de 1535. (Hasta aquí la noticia de ACI)

Por tonto que parezca, para aquellos que poco o nada entendemos de monarquías, la relevancia de esta noticia radica en que un documento de gran importancia para Inglaterra y la Comunidad Británica de Naciones (Commonwealth), deja de ser discriminatorio con las minorías, en especial con los cristianos católicos, pues esta prohibición tenía nombre propio: rotundamente prohibido a un monarca o un heredero al trono casarse con un católico, pues sería retirado de su puesto.

Entendemos y respetamos que el Rey de Inglaterra deba ser anglicano, pues además de Rey es Jefe de gran Autoridad en esta Iglesia. Sin embargo aprovechamos esta noticia, para orar por reconciliación delos cristianos y que algún día seamos un solo rebaño, bajo la autoridad de un solo Pastor.

San Marcelo de Tánger

San Marcelo mártir
30 de octubre

Marcelo, era un centurión (soldado romano) joven y apuesto. Comandaba la Legión Septimia Gémina, acuartelada en León, y por entonces servía a la paz que reinaba en el Imperio Romano. Estaba orgulloso de servir al Emperador, pero más lo estaba de servir a Cristo. Por encima de todo estaba dispuesto a conservar su título de cristiano, pues aún, no había comenzado la terrible persecución de Diocleciano, la última de las diez imperiales (ver Siglos I-IV).

En una fecha conmemorativa en honor del César y, siguiendo las costumbres paganas, la legión tuvo que sacrificar a los dioses en el transcurso del acto de homenaje. Y aquí entraban en colisión los dos títulos de Marcelo. Debía escoger entre servir a Cristo fielmente, y en consecuencia también al Emperador en aquello que no se opusiera a la ley del Dios, o bien servir en todo al Emperador, aun en aquello que fuese contra las leyes divinas y humanas.

Con toda valentía y decisión, Marcelo se despojó de su cinto y espada y de las enseñas de su rango, negándose a sacrificar a los falsos dioses de Roma. Era algo tan inusitado, que todos creyeron que estaba loco. El presidente (gobernador) Fortunato, le preguntó: "¿Qué te ha pasado por la cabeza, desgraciado...?". El joven centurión era cristiano, y tal se declaraba, no pudiendo sacrificar a los dioses que no reconocía, aunque tuviera que enfrentarse a la muerte.

Marcelo fue detenido y conducido a Tánger (Antigua Mauritania), donde se encontraba su superior, el viceprefecto Aurelio Agricolano. En el acta de martirio se recogen estas acusaciones:
«Manilio Fortunato a Agricolano, su señor, salud. En el felicísimo día en que en todo el orbe celebramos solemnemente el cumpleaños de nuestros señores augustos césares, señor Aurelio Agricolano, Marcelo, centurión ordinario, como si se hubiese vuelto loco, se quitó espontáneamente el cinto militar y arrojó la espada y el bastón de centurión delante de las tropas de nuestros señores».
El centurión fue nuevamente interrogado. Él se mantuvo firme en la confesión de su fe, aceptando todos los cargos aducidos en el expediente. Fue condenado a ser a ser decapitado y sus últimas palabras fueron: "Que el Señor me colme de sus beneficios".

FUENTES
Acta de los mártires


sábado, 29 de octubre de 2011

La tragedia de Gojra

Víctimas de la tragedia de Gojra
Gojra es una pequeña ciudad de Pakistán, que en el año 2010 vivió una terrible tragedia de la que hoy nadie -salvo las víctimas- se acuerda.

Todo parece que se originó en una boda cristiana en la que a uno de los invitados se le ocurrió la "terrible idea", algo común para nosotros, de arrojar a los novios confeti hecho con papel de periódico. En uno de esos recortes de papel se mencionaba el nombre de Alá y como el confeti quedó en el suelo y fue pisado por los invitados de la boda, un musulmán denunció el hecho como una blasfemia contra lo más sagrado.

Un nutrido grupo de jóvenes y hombres del pueblo fueron arengados en el discurso del imán de la mezquita, e inmediatamente se lanzaron contra la inocente comunidad de católicos al grito de ¡Muerte a los infieles! Las piedras volaron de un lado y otro. La policía asistía, sin actuar, al espectáculo que se prolongó más de tres horas, según narró el un padre superviviente, a quien, además de sus dos hijos, le asesinaron a su padre de un disparo en la sien, a su mujer, a su hermano y a su cuñada que fueron quemados vivos en su propia casa.

La violencia fue salvaje, "entraban en las casas, quemaban todos nuestros enseres, pisoteaban la biblia y nuestros crucifijos, e incluso algunos se permitieron hacer actos obscenos delante de nuestras familias. También prendieron fuego a una iglesia protestante que estaba cerca de nuestro barrio".

A día de hoy, aún no se ha celebrado el juicio. Los cristianos desconfían de los jueces y de la policía, pues como ellos también son musulmanes, es difícil esperar una sentencia justa contra los culpables. Algunos sobrevivientes a la masacre, están ahora escondidos y sufren las amenazas de los violentos.

Perseguidos por el delito de haber presenciado cómo les asesinaban a sus seres queridos y desposeídos de sus bienes. Uno de ellos, que perdió a toda su familia, dice que su vida sólo encuentra sentido en la cruz de Jesucristo y en el apoyo y oraciones de sus hermanos en la fe que no le han abandonado. Entre lágrimas mientras narraba su tragedia decía: “Nada ni nadie me separará del amor de Dios”.

Hechos como este se siguen repitiendo una y mil veces en Pakistán, sin que las autoridades hagan algo y bajo el frío silencio de las otras naciones de la tierra.

viernes, 28 de octubre de 2011

Discurso del Papa Benedicto XVI en el Encuentro Interreligioso de Asís Jueves 27 de octubre de 2011

Queridos hermanos y hermanas,
Distinguidos Jefes y representantes de las Iglesias y Comunidades eclesiales y de las Religiones del mundo,
queridos amigos

Han pasado veinticinco años desde que el beato Papa Juan Pablo II invitó por vez primera a los representantes de las religiones del mundo a Asís para una oración por la paz. ¿Qué ha ocurrido desde entonces? ¿A qué punto está hoy la causa de la paz? En aquel entonces, la gran amenaza para la paz en el mundo provenía de la división del planeta en dos bloques contrastantes entre sí. El símbolo llamativo de esta división era el muro de Berlín que, pasando por el medio de la ciudad, trazaba la frontera entre dos mundos. En 1989, tres años después de Asís, el muro cayó sin derramamiento de sangre. De repente, los enormes arsenales que había tras el muro dejaron de tener sentido alguno. Perdieron su capacidad de aterrorizar. El deseo de los pueblos de ser libres era más fuerte que los armamentos de la violencia.

La cuestión sobre las causas de este derrumbe es compleja y no puede encontrar una respuesta con fórmulas simples. Pero, junto a los factores económicos y políticos, la causa más profunda de dicho acontecimiento es de carácter espiritual: detrás del poder material ya no había ninguna convicción espiritual. Al final, la voluntad de ser libres fue más fuerte que el miedo ante la violencia, que ya no contaba con ningún respaldo espiritual. Apreciamos esta victoria de la libertad, que fue sobre todo también una victoria de la paz. Y es preciso añadir en este contexto que, aunque no se tratara sólo, y quizás ni siquiera en primer lugar, de la libertad de creer, también se trataba de ella. Por eso podemos relacionar también todo esto en cierto modo con la oración por la paz.

Pero, ¿qué ha sucedido después? Desgraciadamente, no podemos decir que desde entonces la situación se haya caracterizado por la libertad y la paz. Aunque no haya a la vista amenazas de una gran guerra, el mundo está desafortunadamente lleno de discordia. No se trata sólo de que haya guerras frecuentemente aquí o allá; es que la violencia en cuanto tal siempre está potencialmente presente, y caracteriza la condición de nuestro mundo. La libertad es un gran bien. Pero el mundo de la libertad se ha mostrado en buena parte carente de orientación, y muchos tergiversan la libertad entendiéndola como libertad también para la violencia. La discordia asume formas nuevas y espantosas, y la lucha por la paz nos debe estimular a todos nosotros de modo nuevo.

Tratemos de identificar más de cerca los nuevos rostros de la violencia y la discordia. A grandes líneas – según mi parecer – se pueden identificar dos tipologías diferentes de nuevas formas de violencia, diametralmente opuestas por su motivación, y que manifiestan luego muchas variantes en sus particularidades. Tenemos ante todo el terrorismo, en el cual, en lugar de una gran guerra, se emplean ataques muy precisos, que deben golpear destructivamente en puntos importantes al adversario, sin ningún respeto por las vidas humanas inocentes que de este modo resultan cruelmente heridas o muertas.

A los ojos de los responsables, la gran causa de perjudicar al enemigo justifica toda forma de crueldad. Se deja de lado todo lo que en el derecho internacional ha sido comúnmente reconocido y sancionado como límite a la violencia. Sabemos que el terrorismo es a menudo motivado religiosamente y que, precisamente el carácter religioso de los ataques sirve como justificación para una crueldad despiadada, que cree poder relegar las normas del derecho en razón del «bien» pretendido. Aquí, la religión no está al servicio de la paz, sino de la justificación de la violencia.

A partir de la Ilustración, la crítica de la religión ha sostenido reiteradamente que la religión era causa de violencia, y con eso ha fomentado la hostilidad contra las religiones. En este punto, que la religión motive de hecho la violencia es algo que, como personas religiosas, nos debe preocupar profundamente. De una forma más sutil, pero siempre cruel, vemos la religión como causa de violencia también allí donde se practica la violencia por parte de defensores de una religión contra los otros. Los representantes de las religiones reunidos en Asís en 1986 quisieron decir – y nosotros lo repetimos con vigor y gran firmeza – que esta no es la verdadera naturaleza de la religión. Es más bien su deformación y contribuye a su destrucción. Contra eso, se objeta: Pero, ¿cómo sabéis cuál es la verdadera naturaleza de la religión? Vuestra pretensión, ¿no se deriva quizás de que la fuerza de la religión se ha apagado entre vosotros? Y otros dirán: ¿Acaso existe realmente una naturaleza común de la religión, que se manifiesta en todas las religiones y que, por tanto, es válida para todas? Debemos afrontar estas preguntas si queremos contrastar de manera realista y creíble el recurso a la violencia por motivos religiosos.

Aquí se coloca una tarea fundamental del diálogo interreligioso, una tarea que se ha de subrayar de nuevo en este encuentro. A este punto, quisiera decir como cristiano: Sí, también en nombre de la fe cristiana se ha recurrido a la violencia en la historia. Lo reconocemos llenos de vergüenza. Pero es absolutamente claro que éste ha sido un uso abusivo de la fe cristiana, en claro contraste con su verdadera naturaleza. El Dios en que nosotros los cristianos creemos es el Creador y Padre de todos los hombres, por el cual todos son entre sí hermanos y hermanas y forman una única familia. La Cruz de Cristo es para nosotros el signo del Dios que, en el puesto de la violencia, pone el sufrir con el otro y el amar con el otro. Su nombre es «Dios del amor y de la paz» (2 Co 13,11). Es tarea de todos los que tienen alguna responsabilidad de la fe cristiana el purificar constantemente la religión de los cristianos partiendo de su centro interior, para que – no obstante la debilidad del hombre – sea realmente instrumento de la paz de Dios en el mundo.

Si bien una tipología fundamental de la violencia se funda hoy religiosamente, poniendo con ello a las religiones frente a la cuestión sobre su naturaleza, y obligándonos todos a una purificación, una segunda tipología de violencia de aspecto multiforme tiene una motivación exactamente opuesta: es la consecuencia de la ausencia de Dios, de su negación, que va a la par con la pérdida de humanidad. Los enemigos de la religión – como hemos dicho – ven en ella una fuente primaria de violencia en la historia de la humanidad, y pretenden por tanto la desaparición de la religión. Pero el «no» a Dios ha producido una crueldad y una violencia sin medida, que ha sido posible sólo porque el hombre ya no reconocía norma alguna ni juez alguno por encima de sí, sino que tomaba como norma solamente a sí mismo. Los horrores de los campos de concentración muestran con toda claridad las consecuencias de la ausencia de Dios.

Pero no quisiera detenerme aquí sobre el ateísmo impuesto por el Estado; quisiera hablar más bien de la «decadencia» del hombre, como consecuencia de la cual se produce de manera silenciosa, y por tanto más peligrosa, un cambio del clima espiritual. La adoración de Mamón, del tener y del poder, se revela una anti-religión, en la cual ya no cuenta el hombre, sino únicamente el beneficio personal. El deseo de felicidad degenera, por ejemplo, en un afán desenfrenado e inhumano, como se manifiesta en el sometimiento a la droga en sus diversas formas. Hay algunos poderosos que hacen con ella sus negocios, y después muchos otros seducidos y arruinados por ella, tanto en el cuerpo como en el ánimo. La violencia se convierte en algo normal y amenaza con destruir nuestra juventud en algunas partes del mundo. Puesto que la violencia llega a hacerse normal, se destruye la paz y, en esta falta de paz, el hombre se destruye a sí mismo.

La ausencia de Dios lleva al decaimiento del hombre y del humanismo. Pero, ¿dónde está Dios? ¿Lo conocemos y lo podemos mostrar de nuevo a la humanidad para fundar una verdadera paz? Resumamos ante todo brevemente las reflexiones que hemos hecho hasta ahora. He dicho que hay una concepción y un uso de la religión por la que esta se convierte en fuente de violencia, mientras que la orientación del hombre hacia Dios, vivido rectamente, es una fuerza de paz. En este contexto me he referido a la necesidad del diálogo, y he hablado de la purificación, siempre necesaria, de la religión vivida. Por otro lado, he afirmado que la negación de Dios corrompe al hombre, le priva de medidas y le lleva a la violencia.

Junto a estas dos formas de religión y anti-religión, existe también en el mundo en expansión del agnosticismo otra orientación de fondo: personas a las que no les ha sido dado el don de poder creer y que, sin embargo, buscan la verdad, están en la búsqueda de Dios. Personas como éstas no afirman simplemente: «No existe ningún Dios». Sufren a causa de su ausencia y, buscando lo auténtico y lo bueno, están interiormente en camino hacia Él. Son «peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz». Plantean preguntas tanto a una como a la otra parte. Despojan a los ateos combativos de su falsa certeza, con la cual pretenden saber que no hay un Dios, y los invitan a que, en vez de polémicos, se conviertan en personas en búsqueda, que no pierden la esperanza de que la verdad exista y que nosotros podemos y debemos vivir en función de ella. Pero también llaman en causa a los seguidores de las religiones, para que no consideren a Dios como una propiedad que les pertenece a ellos hasta el punto de sentirse autorizados a la violencia respecto a los demás. Estas personas buscan la verdad, buscan al verdadero Dios, cuya imagen en las religiones, por el modo en que muchas veces se practican, queda frecuentemente oculta.

Que ellos no logren encontrar a Dios, depende también de los creyentes, con su imagen reducida o deformada de Dios. Así, su lucha interior y su interrogarse es también una llamada a los creyentes a purificar su propia fe, para que Dios – el verdadero Dios – se haga accesible. Por eso he invitado de propósito a representantes de este tercer grupo a nuestro encuentro en Asís, que no sólo reúne representantes de instituciones religiosas. Se trata más bien del estar juntos en camino hacia la verdad, del compromiso decidido por la dignidad del hombre y de hacerse cargo en común de la causa de la paz, contra toda especie de violencia destructora del derecho. Para concluir, quisiera aseguraros que la Iglesia católica no cejará en la lucha contra la violencia, en su compromiso por la paz en el mundo. Estamos animados por el deseo común de ser «peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz».

El terrorismo religioso y la negación de Dios llevan a la perdida de la humanidad

Momento de la intervención del Papa
Con un discurso verdaderamente hermoso, lejos de sincretismos religiosos pero a la vez lleno de mucho respeto y admiración hacia las otras religiones, el papa Benedicto XVI se dirige a los participantes del encuentro de oración, llevado a cabo por líderes representantes de diversas confesiones cristianas y religiones del mundo el dia de ayer en Asís (Italia).

En su intervención, Su Santidad ha expresado su temor frente a dos corrientes que desencadenan violencia en el mundo actual, a saber: el terrorismo y "la ausencia de Dios" que lleva a la perdida de la humanidad.

Por una parte, refiriéndose al terrorismo, el Papa ha dicho que éste "es a menudo motivado religiosamente y (...) sirve como justificación para una crueldad despidiada, que cree poder relegar las normas del derecho en razón del bien pretendido". En este caso, "la religión no está al servicio de la paz sino al de la justificación de la violencia".

Aludiendo a las veces en que el cristianismo no se ha mostrado coherente con sus enseñanzas, resaltó que "también en nombre de la fe cristiana se ha recurrido a la violencia  en la historia, lo reconocemos llenos de verguenza (...) es absolutamente claro que este ha sido un abuso de la fe cristiana, en claro contraste con su verdadera naturaleza".

Por otra parte, Benedicto XVI señaló que "el no a Dios ha producido una crueldad y una violencia sin medida, que ha sido posible solo porque el hombre ya no reconocía norma alguna ni juez alguno por encima de si, si no que tomaba como norma solamente a sí mismo. Los horrores de los campos de concetración muestran con toda claridad las consecuencias de la ausencia de Dios". Claramente alejarse de Dios lleva a la deshumanización del hombre.

Su Santidad, señaló además que en nuestros días "se revela una anti-religión, en la cual ya no cuenta el hombre sino unicamente el beneficio personal". Esta revelación se ve precisamente en el hecho de que muchos hombres y mujeres del mundo, viven tranquilos e indiferentes ante la situación de millones de personas que no pueden expresarse libremente. El dolor más grande que sufren los perseguidos es la indiferencia de aquellos que no dicen nada. Pero "la Iglesia católica [por lo menos algunas de sus instituciones] no cesará en la lucha contra la violencia, en su compromiso por la paz en el mundo".

Una navidad para los cristianos iraquíes

Cristianos en Irak reclamando por sus muertos y desaparecidos
Lisboa (Miércoles, 26-10-2011, Gaudium Press) La Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre (AIS) dedicará la campaña de Navidad de este año a los cristianos perseguidos en Irak, donde el número de fieles ha venido disminuyendo, pasando de 850 mil a 300 mil en solo ocho años.

Según la directora nacional de la entidad en Portugal, Catarina Martins, "es dramática la situación que la Iglesia Católica atraviesa en aquel país, un poco a imagen de lo que sucede en el resto de Medio Oriente". Ella afirma también que, solo en el 2010, cerca de "105 mil cristianos perdieron la vida por profesar su fe, lo que da una muerte por cada cinco minutos". Una realidad que la organización católica apoda de "genocidio", en su último informe sobre Irak.

El documento habla de los casos de violencia, rapto y muerte que casi todos los días llegan a la oficina de la AIS, y denuncia las fugas en masa, de familias que se esconden. "En este momento, los cristianos son el grupo religioso más perseguido en el mundo y las personas no tienen noción porque tampoco es dicho", lamenta Catarina Martins.

El proyecto de la AIS da prioridad a la sobrevivencia de millares de familias que tuvieron que huir de ciudades como Bagdad, Mosul y Basora para buscar refugio en otros puntos de Irak o en países limítrofes.

"Cuando llegan a los campos de refugiados o cuando salen para una zona más serena, los cristianos tienen siempre una vida muy complicada porque van a zonas donde no hay trabajos, donde no hay forma de poder sobrevivir", explica la directora nacional de la organización.

Con la intención de dar más fuerza a esta iniciativa, la Fundación invitó al arzobispo de Kirkuk, Mons. Louis Sako, para estar en Portugal, entre los días 3 y 13 de noviembre.

En los últimos años, la intolerancia religiosa hizo que más de 80 por ciento de los cristianos abandonasen aquella ciudad del noreste iraquí, situada a 240 Km. de Bagdad. "Nos emociona mucho más cuando escuchamos a alguien que está en el terreno", apunta la directora nacional de la AIS.

Catarina afirma además que el arzobispo "hablará no sólo sobre la situación de Irak sino de otros países de Medio Oriente con los cuales ha contactado". El pasaje de Mons. Louis Sako incluye un ciclo de conferencias sobre la "importancia de ayudar a los cristianos en Irak", que ocurrirá en Lisboa, Braga y Fátima.

jueves, 27 de octubre de 2011

La falta de una buena formación en líderes religiosos alimenta los fundamentalismos

Islamabad, 26 de oct. En recientes declaraciones (Gaudium Press), Paul Bathi, consejero especial para el primer ministro encargado de las minorías religiosas en Pakistán y hermano del asesinado Shabhaz Bathi, antiguo ministro para el mismo cargo y fiero defensor de los derechos de Asia Bibi, la joven católica condenada a muerte por "ofender a Mahoma", asegura que "el caso de Bibi es un trágico caso pero no es el único, hay centenas de personas que sufren los abusos de la ley sobre la blasfemia".

"La ley sobre blasfemias hace que un insulto al Corán sea condenado con cadena perpetua y una ofensa a Mahoma con la pena de muerte", afirma Bathi, entre tanto las minorías religiosas del país son las que más sufren, en epecial los cristianos, pues cuando se quieren arreglas asuntos personales, es muy fácil lanzar una condena de blasfemia y hacer que se les arreste e incluso condene a muerte, aún siendo inocentes. En muchos casos, como el de Asia Bibi, con el apoyo de los imanes (líderes religiosos islámicos).

El Imán Yusef Qureshi, de Peshawar, ha ofrecido casi 4.400 dólares a quien mate a l joven católica y para Paul Bathi, el hecho de que muchos imanes como este, por una parte, insiten a la violencia contra los cristianos y defiendan asesinos y terroristas por otra, es una muestra de que "urge una instrucción de nivel universitario para todos los imanes, para frenar las escuelas de pensamientos fundamentalistas"

Asia Bibi, "He sido juzgada por ser cristiana"

Es una mujer campesina católica paquistaní de 45 años, casada y con cinco hijos. En el mes de junio de 2009 Bibi, quien es campesina, fue enviada a buscar agua mientras trabajaba en un campo, por lo que otras mujeres musulmanas protestaron ya que, al no no ser ella musulmana, contaminaría el recipiente y lo haría impuro. Le exigieron abandonar su fe cristiana y se convirtiera al Islam, a lo que ella se opuso.

En su defensa, respondió a sus compañeras que "Cristo murió en la cruz por los pecados de la humanidad" y preguntó a las mujeres qué había hecho Mahoma por ellas. Ellas, al oir tales palabras, acudieron al imán local, esposo de una de ellas, quien la denunció a la Policía por el delito de blasfemia. El artículo 295 del Código Penal de Pakistán condena con la pena de muerte por blasfemar contra el profeta del Islam. En éste, como en otros paises islámicos, la ley sobre la blasfemia se utiliza "para resolver las propias cuestiones personales".

Fue condenada el día 8 de noviembre de 2010 a la horca por una corte del distrito de Nankana, por el delito de blasfemia contra el Profeta Mahoma.

El juez, Naveed Iqbal, quien la condenó a muerte, entró en la celda y le ofreció convertirse al islam para salir libre. Asia respondió que prefería morir como cristiana que salir de la prisión siendo musulmana. Bibi también añadió a su abogado: "he sido juzgada por ser cristiana. Creo en Dios y en su enorme amor. Si el juez me ha condenado a muerte por amar a Dios, estaré orgullosa de sacrificar mi vida por Él".

Agrupaciones cristianas: católicas y protestantes, trabajan para evitar su muerte. Los obispos de Pakistán han pedido al Papa que intermedie en el conflicto.

El Papa Benedicto XVI pidió el indulto para la condenada. Ella ha reconocido que se siente "honrada" ante el llamamiento realizado por el Papa a su favor y ha declarado que "es un privilegio saber que ha hablado de ella y que ha seguido su caso personalmente" y espera "vivir lo suficiente para poder agradecérselo en persona".

Es posible que Noreen sea indultada si el Alto Tribunal, sin embargo el imán local amenazó con que si se es perdonada o puesta en libertad algunas personas "tomarán la ley en sus propias manos" e incluso el Imán Yusef Qureshi, de Peshawar, ha ofrecido casi 4.400 dólares por la muerte de la madre católica, que lleva ya dos años en la galería de la muerte.

La joven católica reconoce que aunque el Tribunal declarara su inocencia, "no sobreviviría" porque "los extremistas no la dejarían en paz nunca" ni a ella y ni a su familia. A pesar de su situación, permanece esperanzada y firme en su fe inquebrantable: "Yo no soy una criminal, no hice nada malo. He sido juzgada por ser cristiana. Creo en Dios y en su enorme amor. Si el juez me ha condenado a muerte por amar a Dios, estaré orgullosa de sacrificar mi vida por él".

En la actualidad el veredicto sobre cuando será el día y la hora de su muerte debe aún ser confirmado por un tribunal superior. Por lo cual aún se está a tiempo de levantar la voz, dar a conocer este mensaje a todo el mundo, de esa forma se puede ejercer algo de presión sobre los que ya tienen hechada su suerte. Lo más importante levantemos nuestra voces y manos al cielo, oremos por ella y todos los cristianos de Pakistán que padecen el flagelo de la persecución y pongamos en el amor de Dios a aquellos que vociferan su muerte. 

FUENTES

www.religiondigital.com
www.aciprensa.com
Informe 2010 sobre la libertad religiosa en el mundo.
Boletín S.I.T. para octubre.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Libia adopta la sharia musulmana como fuente de legislación

Recreación de una lapidación.
Trípoli, 26 de oct. (Agencias/InfoCatólica) El presidente del Consejo Nacional de Transición de Libia, Mustafa Abdeljalil, proclamó el lunes pasado en Bengasi ante una marea humana la liberación de todo el país, tras la conquista el jueves de Sirte, el último de los bastiones gadafistas, y la muerte del dictador Gadafi. «Como nación musulmana, hemos adoptado la sharia islámica como fuente de legislación, por lo tanto cualquier ley que contravenga los principios del islam queda legalmente anulada», declaró.

A modo de ejemplo, Abdeljalil explicó que "las leyes del matrimonio que limitan la poligamia son leyes que se contradicen con la sharia, por lo tanto son leyes que quedan rechazadas", momento en el que el público prorrumpió en una gran ovación y se lanzaron fuegos artificiales.

El presidente del CNT agradeció el respaldo demostrado por la Liga Árabe, la UE y la ONU para derrocar a Gadafi. Una resolución de la ONU fue el soporte legal que permitió la intervención aérea de la OTAN, capital para el triunfo de los rebeldes sobre los gadafistas, a partir del pasado 19 de marzo. La intervención finalizará, según se anunció el viernes, el próximo día 31. (...)
Mustafa Abdelrayani, miembro del CNT, explicó que los retos inmediatos son asegurar el país, reabsorber a las milicias, construir un nuevo Ejército y una nueva Policía y normalizar la educación. (Hasta aquí la noticia de infocatólica).

La Sharia o ley islámica es el cuerpo de Derecho islámico, un código detallado de conducta, en el que se incluyen también las normas relativas a los modos del culto, los criterios de la moral y de la vida, las cosas permitidas o prohibidas, las reglas separadoras entre el bien y el mal. La Sharia rige todos los aspectos de la vida de los musulmanes.

Está adoptada por la mayoría de los musulmanes. Asimismo puede ser formalmente instituida como ley por ciertos Estados y los tribunales pueden velar por su cumplimiento.

Dentro de la sharía existe un tipo específico de ofensas conocidas como las ofensas hadd, castigadas con penas severas, tales como la lapidación, los azotes y aun la amputación de una mano. Sin embargo, no todas estas penas se adoptan universalmente en los países islámicos. Arabia Saudí, afirma vivir bajo el imperio de la sharía en toda su pureza, y aplican las penas mencionadas ante las ofensas hadd.

La sharía, además, incluye como graves faltas el ser homosexual, la desobediencia de las mujeres hacia la autoridad del padre o el esposo, las relaciones con infieles pertenecientes al mundo no islámico y el no cumplimiento de las normas de vestimenta de las mujeres, a las que, en caso de incumplimiento, se considera inmorales y culpables en caso de violación.

Para los cristianos la sharia parecería una opción agradable, pues la ley debe proteger a los cristianos, sin embargo, en los Estados donde gobierna la ley islámica, los cristianos son ciudadanos de segunda categoría, no pueden ejercer cargos públicos representativos, ni mucho menos predicar su doctrina a un musulmán, en ese caso sería considerado como una blasfemia (la mayor parte de acusaciones sobre blasfemias, van dirigidas a cristianos) y el musulmán convertido debe pagar con la pena capital: la muerte.

Esta ha sido la elección de Libia, a esto es lo que las mismas naciones "cristianas" de occidente han apoyado, esperemos que sean capaces de aceptar su responsabilidad.

Atacan escuelas católicas en India

Mangalore, 26 de oct. El pasado domingo por la mañana, dos escuelas católicas fueron atacadas en Mangalore, KarnataKa, en la India. Los autores tiraron piedras, ladrillos, botellas de gaseosas contra el Colegio Santa Teresa, de las monjas de Betania y contra el Colegio Padua, de la Diócesis.

En el Santa Teresa, dañaron la imagen de la patrona de la escuela, y rompieron algunas ventanas. Del colegio Padua rompieron los vitrales de la capilla. Ante la indignación de cristianos y no cristianos, la policía pidió calma y prometió en breve prender a los agresores.

Ambas instituciones ya habían sido atacadas en repetidas ocasiones por una ola de violencia anticristiana, desarrollada por extremistas hindúes entre el 2007 y el 2009.

martes, 25 de octubre de 2011

Santos Frutos, Valentín y Engracia

San Frutos intentando detener la
invación musulmana.
A fines del siglo VII, Frutos, Valentín y Engracia, eran tres hermanos que nacieron en el seno de una familia segoviana [España] rica y de profundas convicciones cristianas que supieron, con la misma vida, inculcarlas a sus hijos.

Al morir sus padres, los tres jóvenes son herederos de unos bienes y comienzan a conocer en la práctica la dureza que supone el ser fieles a los principios. Parece ser que tanto tedio provocaron en ellos los vicios, maldades, desenfrenos, asechanzas y envidias de su entorno humano, que Frutos les propone un cambio radical de vida. Los tres, con la misma libertad y libre determinación deciden vender sus bienes y los dan a los pobres.

Dejaron la ciudad y quieren comenzar una vida de la soledad, oración y penitencia por los pecados de los hombres. A la orilla del río Duratón les pareció encontrar el lugar adecuado para sus propósitos. Hacen tres ermitas separadas para lograr la deseada soledad y dedicar el tiempo de su vida de modo definitivo al trato con Dios.

Cuando se dio el estallido de la invasión musulmana y su rápida dominación del sur de España. San Frutos, en su deseo de servir a Dios, intervino de alguna manera en procurar la conversión de algunos mahometanos que se aproximaron a su entorno; defendió a grupos de cristianos que huían de los guerreros invasores; dio ánimos, secó lágrimas y animó en la fe a quienes se desplazaban al norte.
San Valentín y Santa Engracia
mártires
Parece ser que San Frutos murió de muerte natural a la edad de de 73 años en el 715, pero sus hermanos San Valentín y Santa Engracia fueron martirizados y decapitados por los mahometanos en sus propias ermitas.

Que el Señor siga suscitando entre los hombres, personas que como san Frutos den esperanza y ánimos a los cristianos que padecen persecución y como San Valentín y Santa Engracia que puedan entregarse en amor a Áquel que se entregó por nosotros.

Acto ofensivo contra la fe Cristiana en el mismo Vaticano

Vaticano, 23 oct. Un ciudadano rumano ha escalado la columnata de la plaza de San Pedro y ha comenzado a llamar la atención de los peregrinos, durante la celebración del Ángelus, luego de la beatificación de Bonifacia Rodríguez, Luigi Guanella y Guido María Conforti, el pasado domingo 23. Mientras el Papa se dirigía a los fieles, en un acto ofensivo contra la fe cristiana ha quemado una Biblia. La gendarmería vaticana ha desalojado una parte de la plaza y lo ha detenido

El hombre se identifica como Iulian Jugarean, de nacionalidad rumana, quien según fuentes vaticanas, ha realizado gestos similares en Bruselas y en otras ciudades.

Ha estado sobre la obra de Bernini poco menos de unos treinta minutos. Cabe destacar que en ningún momento ha intentado lanzarse al vacío ni ha amenazado a los peregrinos que asistían a la celebración. En aquel momento, en la plaza de San Pedro había unas 70 mil personas.

No importa cuantas veces suceda, podrán quemar miles de biblias, destruir imágenes, blasfemar contra lo que para muchos es santo, quitarles el derecho a la educación católica, etc., ante la indignación de la personas cristianos o no, los fieles de Jesús deberán responder con amor, nunca con amenazas.

Solo queda la pregunta ¿Qué hubiera pasado si esto lo hubieran hecho con el Corán?, de seguro fuera la noticia más bendida en todos los medios y la ira de muchos líderes islámicos se expresaría en miles de amenazas y los cristianos de medio oriente sufrirían atentados contra ellos y contra sus iglesias.

Por las libertades que se supone nos proporcionan nuestros Estados demócraticos, es nuestro deber y nuestro derecho exigir respeto para todos.

lunes, 24 de octubre de 2011

Familia Trinitaria de Roma celebra junta la fiesta del Redentor

Familia Trinitaria
Curia General
Roma, 24 de oct. Con motivo de la fiesta del Santísimo Redentor, la Familia Trinitaria de Roma se ha reunido ayer por la tarde en la iglesia Santa Maria alle Fornaci, para mantener los signos de comunión fraterna y elevar una oración por aquellos hermanos y hermanas cristianos que no pueden manifestar libremente su amor a Dios Trinidad.

En la Eucaristía presidida por el Ministro General de la Orden, Padre Fr. José Narlaly, se tuvo presente especialmente a todos los misioneros que han entragado sus vidas por la predicación del Reino y su justicia.

Luego de narrar la situación de miseria en la que vivían los cristianos en el Marruecos del siglo XVII, cuando los trinitarios rescataron una talla de Jesús Nazareno, el Ministro General dijo "hoy esta sigue siendo la situación de muchos hermanos nuestros".

Fr. José Narlaly señaló además que "Jesús Redentor es una imágen que nos recuerda nuestro compromiso como trinitarios, en especial por aquellos que están a punto de perder su fe" y con respecto a ello, recordó que "cada cinco minutos muere un cristiano por causa de su fe", ante lo cual no podemos estar indiferentes y al menos debemos levantar una oración por sus intenciones.

Milicias islamistas siguen dificultando la ayuda humanitaria en el Cuerno de África

[Fuente original FIDES, 21 Oct.] Las dificultades en el Cuerno de África cada vez son más alarmantes: días pasados más de 60.000 refugiados fueron trasladados desde el campamento de Dadaab a Kakuma . Diversas organizaciones internacionales han advertido de posibles brotes de violencia y denuncian el secuestro de dos cooperadoras españolas de Médicos Sin Fronteras. «Los problemas están en la frontera con Somalia, el resto del país sigue siendo seguro», explicaron los misioneros salesianos que trabajan en Kenya, en un comunicado difundido por la American National Standard.

Por su parte el ejército de Kenia vanza ahacia la frontera, para "poner orden en su territorio", mientras la policía advierte a todas las organizaciones que trabajan en el campo de refugiados de Dadaab y sus alrededores que la milicia islamista al-Shabaab ha puesto en la mira no sólo la policía sino también al personal internacional. “En Dadaab, la situación es muy difícil, con más de 400.000 refugiados y escasos recursos, especialmente porque las organizaciones internacionales han decidido quedarse sólo en casos extremos”.

“La llegada de refugiados procedentes de Somalia ha sido continua en todos estos meses y la falta de alimentos, agua y recursos, ha hecho que vivamos unos momentos difíciles de inestabilidad”, dicen los misioneros salesianos que trabajan en el lugar. “Lo mismo ocurrió en otras partes del país, donde hay falta de alimentos y agua” advierten.

Los hijos de Don Bosco llevan años trabajando en esta zona con unos 85.000 refugiados a quines han intentado ofrecer una mejor calidad de vida, cuentan una escuela de formación, a la que asisten más de mil estudiantes cada año.

En Kenia, se han distribuido alimentos y agua en las zonas de mayor necesidad, tales como Turkana, Korr, Nzaikoki y Marsabit, mientras que muchos de los alimentos enviados a Somalia se pierden en contenedores por causa de los rebeldes y milicias islamistas que no permiten la entrada a la nación. Es imposible dar una cifra exacta de la cantidad de personas que mueren de hambre o asesinados por causa de la violencia en esta nación.

En este caldo de violencia, con solo los datos que nos llegan de testigos oculares, sean inmigrantes somalíes o comunidades religiosas u ONGs, son razón suficiente para comprender que si bien el sufrimiento es de todos los que padecen la guerra y el hambre, la comunidad cristiana conversa, es la más afectada de forma directa por que por causa de su fe son condenados a muerte por las milicias e incluso por sus propios familiares.

domingo, 23 de octubre de 2011

Santísimo Redentor

Cristo de Medinaceli
23 de Octubre

Hoy de manera especial la Familia trinitaria celebra la fiesta del Santísimo Redentor, también conocido en muchas partes como Jesús Nazareno, Cristo de Medinaceli o Cristo del Rescate.

La labor principal de los trinitarios, desde su fundación, era el rescate de los cristianos cautivos a causa de su fe, además, entre las persona rescatadas se encontraban reliquias e imágenes que para los cristianos eran de especial interés. Entre ellas y quizá la más importante por su popularidad, se encuentra la imágen de Jesús Nazareno Rescatado.

Cuenta la tradición que: el ejército musulmán se apoderó de San Miguel del fuerte (Mármora) quedando todos cautivos: soldados y civiles, así como las imágenes y objetos sagrados que allí había. Aunque se consiguió la libertad algunos religiosos capuchinos, estos no quisieron abandonar a sus feligreses y a las imágenes entre las cuales se encontraba la de N. P. Jesús

Habiéndose apoderado los moros de las santas imágenes, hicieron con ellas muchos ultrajes y escarnios, y llevándolas como despojos de su triunfo a la ciudad de Mequinez, las pusieron ante su Rey Muley Ismael. Este las mandó arrastrar por las calles, en odio de la religión cristiana, y después que las echaran a los leones como si fueran de carne humana, para que fuesen despedazadas.

Al busto de Jesús Nazareno le mandó el Rey arrastrar y echar por un muladar abajo, haciendo burla y escarnio de él. Se hallaba en dicha ciudad Fr. Pedro de los Ángeles, religioso Trinitario Descalzo, el cual llegó al Rey moro ofreciéndose a rescatarlas por dinero. Con esta promesa el Rey moro le permitió que cogiese las imágenes y las guardase, pero con apercibimiento y amenaza que, si no cumplía su promesa, lo habrían de quemar vivo.

Al regresar con el dinero, los infieles tras poner muchos inconvenientes,decidieron entregar la imagen si los religiosos abonaban por ella su peso en monedas de oro. Una vez firmado el convenio se colocó la imagen en una balanza y al colocar las monedas, resultó que el Nazareno se hací cada vez más leve, el prodigio se repitió cuantas veces cambiaban las balanzas. Así indignados los moros decidieron quemar la imagen, preo no le sucedió nada. (Tomado de http://x-encuentro-hermandades-trinitarias.blogspot.com/)

La escultura fue entregada a los trinitarios, quienes la llevaron a España y colocaron sobre su pecho el escapulario trinitario, que se colocaba sobre todo cautivo que era rescatado.

Dios se hizo hombre en Jesús de Nazaret para darnos la redención, se hizo esclavo para darnos la libertad. Este es el signo más hermoso de compañía que Dios le muestra hoy a sus hijos perseguidos por causa de su fe. Acompañémoslos nosotros también pidiendo por ellos en este día especial.

Oración

Señor, tu que te has dignado redimirnos y has querido hacernos hijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre; y haz que, cuantos creemos en Cristo, tu Hijo, alcancemos la libertad verdadera y la herencia eterna. Amén.

La libertad de cultos se ve amenazada hoy por una mentalidad anti-religiosa

El papa recibe al embajador holandés
ante la Santa Sede
VATICANO, 21 Oct. 11. Al recibir las credenciales - el pasado 21 de oct.- del nuevo embajador de los Países Bajos ante la Santa Sede, Joseph Weterings, S.S. Benedicto XVI resaltó que la Iglesia Católica siempre ha estado de parte de la justicia y la recta razón.

El Santo Padre señaló además, que la labor principal de la Santa Sede es "la articulación de los principios éticos que deben sustentar el orden social y político, y llamar la atención sobre la necesidad de actuar para remediar a la violación de dichos principios". Es obvio que sus principios son basados en la fe cristiana, pero, el Papa reconoce que "el cristianismo ha señalado siempre a la razón y la naturaleza como fuentes de las normas en que debe asentarse un estado de derecho".

Por lo tanto el diálogo diplomático en el que la Santa Sede se compromete no se desarrolla en el terreno confesional ni en el pragmático, sino "en el de los principios de aplicación universal que son tan reales como los elementos físicos del entorno natural".

El Papa subrayó luego que "la Iglesia pretende promover la justicia natural cuando actúa dando voz a los que no la tienen y defendiendo los derechos de los indefensos, incluyendo a los pobres, los enfermos, los no nacidos, los ancianos, y los miembros de los grupos minoritarios que sufren una discriminación injusta".

Reconociendo humildad que muchas veces los cristianos, no están siempre a la altura de los altos estándares morales que proponen sus enseñanzas, Su Santidad advirtió que, "la Iglesia no puede hacer otra cosa que seguir instando a todas las personas, incluidos los que forman parte de ella, a tratar de hacer lo que está de acuerdo con la justicia y la recta razón y de oponerse a lo que es contrario".

El Papa mostró cierta preocupacción por el orden mundial, cuando señaló los puntos relativos al trabajo en conjunto con los países bajos: la promoción de la paz a través de la resolución de los conflictos en curso, la oposición a la proliferación de armas de destrucción de masas, el fomento de la autosuficiencia de los países emergentes y la defensa de la dignidad humana.

Benedicto XVI felicita al gobierno holandés por los avances en la desincentivación del consumo de drogas y la prostitución, y y expresó su alegría por la promoción de la libertad religiosa en Holanda, ya que esta "se ve amenazada no sólo por las limitaciones legales en algunas partes del mundo, sino por una mentalidad anti-religiosa en muchas sociedades, incluso en aquellas donde la libertad de religión goza de la protección de la ley".

Finalmente el Papa espera que el gobierno holandés continúe "vigilando para que la libertad de religión y la libertad de culto sigan siendo protegidos y promovidos, tanto en su país como fuera de él".

sábado, 22 de octubre de 2011

A la muerte de Gaddafi ¿Cómo queda Libia?


Gaddafi

La noticias más importante que sostenían los diarios y páginas de internet en el día de ayer era la muerte del líder libio Muammar Gaddafi, sin embargo nada aclara los acontecimientos de cómo sucedió tal hecho. Rondan  eso sí, fotos por doquier de su cuerpo sin vida y las de otros identificados como su hijo Muttasim y su primo Abdallah Senoussi.

Ahora ante una nación que se queda "sin gobierno" se corre el riesgo de que se acreciente la desconfianza entre las diferentes tribus, las regiones, los islamistas y el mismo gobierno de la liberación. En un escenario así, la certeza de la muerte de Gadafi no quiere decir que ha terminado la guerra.

El pueblo Libio ya fue convocado a elecciones presidenciales y parlamentarias en un plazo de 20 meses. En este período deberán preocuparse por alcanzar su soberanía y democracia independiente de la influencia de las potencias “aliadas”. Si la comunidad internacional permite que se impongan modelos extrangeros de parlamentarismo o democracias liberales, debe considerar la opción de declararse culpable a la hora de presentarse las violaciones hacia los derechos humanos, fue lo que sucedió en Afganistán, es lo que sucede hoy en Irak y sib ánios de pesimismos es lo que sucederá en Libia.

El pueblo libio no puede ser un un conejillos de indias de las naciones que poco o nada les importa la estabilidad política o ecónomica de este, más que sus riquezas, en especial su petróleo. La ONU y las demás naciones del mundo deberán estar atentas. Esto que llaman "La Primavera Árabe" de seguro no es una simple revuelta más y más tarde tendrá sus consecuencia. Una de estas consecuencias tiene nombre: violación de los derechos universales del hombre y de la mujer, donde generalmente sufren las minorías.

Que curioso que una de esas tales  minorías en Libia sean los cristianos, que como siempre acusados de apoyar al gobierno dictatorial sufren persecución hoy. Varios miembros de tribus cristianas han sido asesinados, por revolucionarios fundamentalistas, las noticias los meten a todos como bajas de la guerra, cuando en realidad son "los falsos positivos libios". Pero ¿Quién habla de esto?, de seguro hay cosas más importantes que la vida de una persona, y no se trata de una guerra religiosa, sino de la estabilidad de una nación, por lo que los cristianos muertos son un número más.

Aprobada en Egipto la ley antidiscriminación

 
Protestas en Egipto en contra de la Junta militar
El Cairo, 17 de octubre. El consejo supremo de las fuerzas armadas en Egipto ha aprobado una ley antidiscriminatoria, que prevee multas económicas y penas que van desde un mínimo de tres meses de cárcel. La nueva norma prohíbe cualquier forma de discriminación, ya sea de género, religión, lengua o ideología.

El responsable de un acto discriminatorio, tendrá además una multa de 100.000 Esterlinas egipcias, que equivalen a poco más de 16.000 dolares.

Precisamente hace una semana, un grupo de cristianos coptos (católicos) realizaba una manifestación pacífica y fueron atacados por fundamentalistas islámicos, causando decenas de víctimas. El ejército egipcio el 16 de octubre pasado han negado que ellos hayan sido los responsables de tal acto, intentando culpabilizar a algunos líderes cristianos de comenzar con la violencia.

Luego de la destitución del presidente Honsi Mubarak el país se ha visto desestabilizado, pues ha crecido la desconfianza frente a la junta militar. Ahora se prepara para unas nuevas elecciones y el próximo 28 de noviembre comenzará la primera fase.

Dios quiera que esta nueva ley no sea una estrategia para mantener la situación calma solo hasta la elección del nuevo gobierno. Por otra parte, se puede convertir en una espada de doble filo para los cristianos, pues así como los han culpado de haber generado la violencia de los días pasados, pueden inventarse cada cosa para tener excusas de castigarlos, encarcelarlos o someterlos.

Santos Felipe y Hermes

22 de octubre
Felipe era obispo de Heraclea o Marmara Eregli (Turquía), y Hermes, antiguo magistrado de la ciudad, quien al conocer a Cristo vendió todo lo que tenía y se dedicó a servirle, ordenándose como diácono. En la persecución del emperador Diocleciano ambos fueron arrestados, por su condición de cristianos.

El gobernador le exigió a Felipe que cerrara la iglesia y le entregara los libros litúrgicos y los vasos sagrados. El obispo respondió que ni él podía dar lo que se le pedía ni el gobernador tenía por qué tenerlo. Su resistencia a seguir las órdenes imperiales y su negativa a renegar de su fe, provocó que ambos fueran llevados a Adrianópolis (hoy Edirne) de Tracia y allí quemados vivos. Era el año 303.

En diversos Estados la Iglesia de hoy se ve sometida a situaciones parecidas, gobiernos que pretenden manipular hasta el más mínimo movimiento de las instituciones cristianas, que no solo les basta con quitarles el derecho a la opinión pública (Irán, China, Corea del Norte...), a la educación de sus fieles (Hong Kong, Cuba...), a la predicación de Jesús (En la mayoría de los países islámicos), sino que además quieren controlar incluso el culto y sus diversas formas (prohibición de crucifijos en la escuelas, cierre de centros de culto, control sobre las capellanías, entre otras).

Que el Señor nos conceda la gracia, por interseción de los santos Felipe y Hermes, de tocar los corazones de los gobiernos que tengan estas inteciones, para que descubran que una verdadera libertad religiosa consiste en vivir a plenitud nuestro cristianismo.

Santas Nulilo y Alodia

Santa Nulilo y Alodia
22 de octubre

Las dos hermanas gemelas Nunilo y Alodia nacieron en Bosca (Huesca), hijas de madre cristiana y padre musulmán. Muerto el padre, la madre volvió a contraer matrimonio, y confió la educación de las niñas a una hermana suya también cristiana. Conforme las niñas iban creciendo, daban pruebas de una sólida fe cristiana, que profesaban sin ningún miedo al islam dominante.

Como su posición social era elevada, no pasaba inadvertida su fe cristiana, y por su calidad personal y sus buenas obras, la fama de santidad se extendía por la ciudad. Siendo ya adolescentes, su padrastro, también musulmán, pretende atraerlas al islam presionándolas mediante el temor a los jueces, y por esta razón las acusa ante la justicia, pues al ser muladíes, es decir, hijas de padre musulmán, no tenían derecho a ser cristianas.

El juez les ordena que se presenten inmediatamente ante él; intenta convencerlas ofreciéndoles riquezas y matrimonios con jóvenes muy ilustres. Si apartan su espíritu de la religión de Cristo serían devueltas a su familia y además se enriquecerían con la afluencia de muchas fortunas; pero si despreciaran insensatamente el consejo del juez se les condenaría el último día al sufrimiento de los tormentos y finalmente morirían bajo la espada vengadora.

Las santas vírgenes, animadas por el Espíritu Santo, firmes y valientes, le dijeron al juez: "¿Cómo, juez, nos ordenas apartarnos de la piedad de Dios a nosotras, a quienes la divina piedad nos ha iluminado con su luz y nos ha hecho saber que nada hay más rico que Cristo, nada más feliz que la fe cristiana, por la que viven los justos, por la que los santos vencieron a los reinos?. Sin Él no hay vida alguna, sin Él reina la muerte eterna; permanecer en Él es el consuelo verdadero; apartarse de Él es la perdición eterna; de su compañía ya no nos separaremos de ninguna manera en esta vida, puesto que, confiándole nuestra virginidad, esperamos ser admitidas alguna vez en su lecho. En efecto, consideramos en nada los beneficios de los bienes perecederos con los que tú crees seducirnos, y los despreciamos ante la consideración de que sabemos que todo es vano bajo el sol. Y no nos turba la amenaza de los castigos, que sabemos que tiene poco valor, es más, incluso la propia muerte que nos propones como el terror último, la anhelamos con más grato deseo porque creemos que a través de ella subimos sin vacilaciones al cielo, nos acercamos a Cristo y nos unimos a sus abrazos de modo inquebrantable".

Cuando el juez comprobó la firmeza de su fe y la convicción de su confesión, las confía a unas mujeres versadas en el islam, a fin de que las instruyeran por separado, y les advierte, infundiéndoles temor, que no se apoyen con conversaciones entre ellas o con cualquier otro cristiano. Cuando las encargadas de adoctrinar a las santas, refieren al juez la firmeza que estas tienen en sus convicciones, el juez decide ejecutarlas. Sacan a Nunilo y Alodia a la plaza, las colocan para espectáculo público y, tras confesar a Cristo, cayeron bajo el golpe de la espada el 22 de octubre de 851.

Según las leyes de la religión islámica una mujer musulmana no puede casarse con un cristiano, pero un varón si puede tener entre sus esposas a cristianas, pero los hijos de esta relación nacen musulmanes, por lo tanto les es prohibido recibir educación cristiana y se en la edad de la razón se manifestasen como cristianos, sobre ellos como sobre los conversos, recae la pena capital: la muerte.

Esto no es una fantasía ni una fábula, sigue siendo la realidad de miles de mujeres cristianas casadas con musulmanes, quienes tienen toda la potestad sobre sus hijos. Es también la realidad de miles de conversos que tienen que vivir su fe a escondidas por temor a la muerte. Que por interseción de Santa Nulilo y Alodia, el Señor siga fortaleciendo a estos hermanos y hermanas nuestros en la fe.

viernes, 21 de octubre de 2011

Cardenal chino en huelga de hambre por libertad de educación


Hong Kong, 19 de octubre 2011.El cardenal chino Joseph Zen Ze-kiun ha iniciado una huelga de hambre para reclamar los derechos de los católicos a la libertad de educación, lo refiere la agencia misionera Asia news. la huelga del arzobispo emérito de Hong Kong de 79 años durará al menos 3 días y con ello pretende manifestarse en contra de la injusticia que la corte suprema ha tenido hacia la diócesis.

Con la nueva sentencia de la corte suprema del 14 de febrero pasado, se corre el riesgo de destruir la educación católica en todo el territorio, hasta ahora el único donde la Iglesia puede moverse con expresa libertad en todo el país.

Cabe destacar que el sistema educativo católico de Hong Kong es considerado uno de los mejores de la región, sin embargo a simple vista lo que el gobierno pretende es controlar todo el sistema escolar del territorio.

Santa Úrsula

Martirio de Santa Úrsula y sus compañeras
21 de octubre
Según un relato cincelado en una lápida de Colonia-Alemania, en el siglo IV fue martirizado un grupo de “once mil” doncellas cristianas. Cuatrocientos años después, los relatos sobre esas mujeres dieron lugar a la leyenda dorada, que narran historias de los mártires y dieron paso a muchas obras artísticas.
Úrsula, hija de un rey inglés, era cristiana, y se había fijado la fecha de su boda con un príncipe pagano, aunque al parecer ella había optado por consagrar su virginidad al Señor. Para posponer las nupcias, abordó un barco junto con sus damas de compañía y emprendió una peregrinación a Roma.
En Colonia, ella y sus doncellas fueron atacadas por los hunos. Úrsula rechazó la propuesta de matrimonio del cabecilla de los bárbaros y todas fueron asesinadas. Santa Úrsula es considerada patrona de las jóvenes y colegialas.
La  leyenda se narra, por una parte, para darnos una enseñanza de valor a la hora de enfrentar nuestra fe y de proteger nuestros ideales, apostando por ellos incluso con nuestras vidas, porque estamos seguros de que estamos dando todo por la verdad: el reino de Dios y su justicia. Por otra, para recordar a todas aquellas jovencitas cristianas castigadas cruelmente por el flagelo de la persecución, obligadas a casarse a temprana edad, muchas veces violadas y sometidas a un sistema político religioso que no reconoce su dignidad.


jueves, 20 de octubre de 2011

San Caprasio de Agen

Martirio de San Caprasio
20 de octubre
No se sabe nada sobre su nacimiento y se tiene dudas sobre si realmente era griego o galileo, pero la realidad es que desde muy antiguo se le rinde  homenaje a su memoria como un gran Testigo de Cristo. Sobre él existen muchas leyendas, algunas imposible de sustentar por lo exagerado y colorido de sus afirmaciones.
Tratando de recuperar aquello que pueda ser convincente, se puede decir que -de acuerdo a las tradiciones francesas- San Caprasio fue el primer obispo de Agen. Luego de que sus feligreses se dispersaron debido a las persecuciones, el obispo continuó celebrando los sacramentos en santuarios secretos.
Cerca al año 303 D.C., mientras se encontraba escondido en una cueva, San Caprasio contempló el martirio de una jovencita cristiana llamada Fe (6 de octubre) y, luego de que marcharan los verdugos, bajó al lugar en que yacían los despojos mortales de  la joven santa y se encaró con el prefecto Daciano, funcionario del imperio. Éste le preguntó que quién era él, Caprasio manifestó que era un obispo galileo. Daciano, deslumbrado por la juventud y buena presencia del santo, le prometió que se libraría de la persecución si negaba a Cristo. Caprasio respondió que para él la mayor gloria era adorar al Dios único y que sólo deseaba los tesoros inmortales del reino de los cielos.
El prefecto ordenó a sus guardias que lo torturasen; pero como vio que la testarudez y temple de San Caprasio sobrecogía al público villano, mandó trasladarlo a la cárcel. A la mañana siguiente firmó su sentencia de muerte. Mientras lo llevaban al lugar de ejecución Caprasio se topó con su madre, quien le pidió que no renegara de Cristo. Primo, Feliciano y Alberta, hermanos de Santa Fe, se pusieron en torno al mártir, y Daciano no logró que se alejaran de él; así pues los mandó llevar al santuario de la diosa Diana con el fin de proporcionarles una segunda ocasión de rezar a los dioses paganos; dado que se negaron a ello, fueron decapitados junto a Caprasio.
Después de sus muertes se desató una masacre de galileos, porque la mayoría de los cristianos se negaron a renegar tras ver el ejemplo de sus hermanos y fueron lapidados por sus paisanos o decapitados por los guardias.
Esta sigue siendo la situación de muchos hermanos cristianos en nuestros tiempos, oremos para que por intercesión de San Cipriano y sus compañeros mártires, puedan ellos recibir las fuerzas de seguir manifestando su amor por Cristo y la Iglesia.